El auditorio de Boadilla del Monte fue el lugar en el que la desaparecida Anabel Dueñas ha hecho su reaparición estelar, eso sí, de la mano de su mentora, Rocío Carrasco. Anabel es la intérprete del musical sobre Rocío Jurado 'Qué no daría yo... por ser Rocío Jurado', producido por Rocío Carrasco y dirigido por su marido, Fidel Albiac.

Tras el ensayo general, Rocío Carrasco y Anabel Dueñas comparecieron a las puertas del auditorio para hablar con los periodistas. Allí las dos amigas escenificaron con humor el supuesto 'secuestro' que Rocío habría cometido contra Anabel, según algunos de los amigos de la cantante, como Amor Romeira, o su antigua compañera del grupo Supersingles, Mercedes Durán, quien afirmó: "Anabel me dejó de hablar cuando se fue con Rocío Carrasco".

Anabel Dueñas bromeó con el tema: "Aquí estoy para decir que no le pidan rescate a mi familia, que no tenemos 'jurdeles' (dinero, en caló)". También Rocío Carrasco hizo broma, dándole órdenes del tipo: "Tú, aquí", o "A ti quién te ha dicho que puedes hablar...", todo entre risas de las dos amigas.

Rocío no quiso hablar de los temas candentes, como sus problemas económicos, las polémicas con las Campos, o si Fidel es la mano negra que actúa contra Antonio David Flores. "No voy a decir nada nunca", zanjó.

Dale al play y no te pierdas el vídeo con todas las declaraciones.