"Qué suerte vivir cerca del mar", escribía Ana Soria hace unos días en su perfil de Instagram. La estudiante de Derecho se ha convertido en la sensación del momento tras salir a la luz su historia de amor con Enrique Ponce. Este noviazgo ha supuesto un auténtico bombazo informativo e, incluso, ya se han atrevido a hablar de boda tras el divorcio del torero con Paloma Cuevas.

Ajenos a todas las polémicas, los tortolitos no han dejado de profesarse su amor en redes sociales. Además, nos han hecho testigos de multitud de planes y aficiones en común. Entre los últimos, una divertida jornada practicando uno de los deportes acuáticos más demandados durante la temporada de verano: ¡el esquí!

Artículo relacionado

Ana, enfundada en un bañador rojo y encima de las tablas, ha dejado constancia de lo bien que se le da esta actividad tan complicada para algunos. Enrique, por su parte, ha compartido también la maestría que tiene sorteando las olas, al igual que en las plazas... ¡Hasta con una mano! A diferencia de Kiko Rivera que se ha puesto a dar gritos como un loco mientras practicaba parapente en Canarias.

No hay ninguna duda que ambos son una caja de sorpresas pero... ¿A quién de los dos se le da mejor este deporte? ¡Si quieres ver lo bien que se lo han pasado, no dudes y dale al play!