Ana María Aldón está haciendo frente a unos días de lo más complicados. Menos de 24 horas después de llegar a Madrid, la mujer de Ortega Cano tenía que volver de urgencia a Cádiz el pasado domingo 5 de octubre debido a que a su hermano le había dado un ictus. Sin poder ocultar su preocupación, la exconcursante de Supervivientes 2020 ha explicado que “está estable y se está recuperando”. Aún así, ha decidido irse para estar al lado de su familia, en especial, de su madre, “que tiene una edad y está malita”.

Artículo recomendado

Ana María Aldón acude, acompañada de Ortega Cano, al juicio que puso en peligro su paso por 'Supervivientes'

Ana María Aldón acude, acompañada de Ortega Cano, al juicio que puso en peligro su paso por 'Supervivientes'

Tras el susto inicial debido al estado de salud de su hermano, Ana María Aldón tiene otra preocupación a la que hacer frente. La mujer de Ortega Cano está muy unida a su familia, ya que para ella lo han sido todos tras una infancia bastante dura marcada por el maltrato de su padre a su madre. Por ello, no ha dudado en coger un tren para estar al lado de todos en Cádiz. Además, a su llegada a la ciudad andaluza, ha hecho una súplica desesperada a todos para proteger a uno de sus seres queridos en estos momentos tan complicados. ¡Dale al play para descubrir qué ha pedido!