Hace un año, Ana María Aldón daba un paso de gigante en su sueño de convertirse en diseñadora de moda. La esposa de José Ortega Cano se graduaba y ofrecía su primer desfile con una colección inspirada en la Virgen. Ahora ha cambiado su silla de alumna por la mesa de profesora en un nuevo movimiento hacia delante en sus aspiraciones profesionales. Y en tiempo récord.

Si bien Ana María se muestra tan prudente a la hora de cumplir sus sueños como en la vida en general, lo cierto es que su rostro reflejaba auténtico orgullo al afrontar sus primeros pasos como maestra. "Estoy muy bien, muy preparada", ha declarado a los medios con una sonrisa tímida. La mujer del extorero reconocía no sentirse "nerviosa" en el estreno de su nuevo trabajo y ha desvelado el mensaje que le ha dicho su pareja para desearle suerte: "Me han dicho: "Suerte, Maestro".

Estos días, el foco de la noticia está centrado en la controvertida ruptura de Gloria Camila y Kiko Jiménez. Con su discreción habitual, Ana María no ha querido pronunciarse al respecto, pero ha confirmado que la hija mayor de su pareja "está bien" y se han volcado con ella "apoyándola, como es normal".