De nuevo en casa. En casa de su madre, Isabel Preysler, queremos decir. Desde que Fernando Verdasco y Ana Boyer establecieron su residencia en Doha (Emiratos Árabes Unidos), cada vez que visitan Madrid se alojan en la casa que Preysler tiene en Puerta de Hierro. Allí se quedaron nada más nacer el pequeño Miguel, el pasado mes de marzo, y allí han vuelto ahora que el tenis ha traído a Verdasco a Madrid, donde se celebra el Masters 1000 en la Caja Mágica.

Artículo relacionado

Como el circuito tenístico no se detiene, Ana y el peque viajan con Fernando allá donde los torneos le lleven. De momento y como estamos en plena época de tierra batida, los torneos se juegan en Europa: Montecarlo, Barcelona, Madrid, Roma... y los desplazamientos son relativamente cómodos para la familia.

Pero nada como estar en casa de mamá. Ana Boyer y Fernando Verdasco aprovecharon el día soleado para salir a pasear con el niño, que solo tiene cinco semanas de vida, pero ya es un avezado viajero. "El mejor sábado posible paseando los 3 😍", escribió Fernando en sus redes sociales, donde también compartió una tierna imagen con su bebé dormidito en brazos.

Verdasco y su hijo