En estos tiempos de coronavirus, que una pareja como Ana de Armas y Ben Affleck se dejen ver a diario felices y enamorados es como un soplo de aire fresco.

Desde que se supo que la actriz de origen cubano y el actor norteamericano eran pareja, han sido numerosas las veces que se han dejado ver juntos en Los Ángeles. Sus paseos podrían considerarse todo un desafío cuando en el estado de California está decretado un confinamiento similar al que hemos tenido en España hasta ayer en que Pedro Sánchez instauró unas medidas de contención más estrictas. Es decir, en California se puede salir de casa para ir a la compra, a la farmacia o al trabajo, y se permite salir a pasear siempre y cuando se guarde una distancia mínima de seguridad.

Artículo relacionado

Ana de Armas y Ben Affleck
Gtres

Ana y Ben, quienes por cierto se hablan en español –el actor vivió muchos años en México y lo habla perfectamente–, no rompen ese confinamiento ya que cada día salen a pasear a Elvis, el perrito de Ana de Armas que ya tenía cuando estuvo casada con el actor catalán Marc Clotet.

En lo que Ana de Armas y Ben Affleck sí se saltan las normas del confinamiento es en guardar las distancias de, al menos, un metro. Cabe suponer que, en su caso, ya que viven juntos y están enamorados, cuando salen de casa se comportan igual que cuando están en su hogar.

Lo que sí es verdad es que Ana y Ben se han convertido en la pareja de moda de Hollywood, quizá la única que en estos tiempos difíciles haya decidido no ocultar su incipiente historia de amor.

Ana de Armas y Ben Affleck
Gtres