El edificio de la SGAE, el mismo organismo que ayer anunció la muerte de Manolo Tena, hoy albergaba su capilla ardiente.

Instalada desde primera hora de la mañana, por ella han pasado familiares, amigos y compañeros de profesión del rockero. Una de las primeras en llegar era la presentadora Isabel Gemio, vestida de negro riguroso. También se han dejado caer por ahí músicos como Joaquín Sabina, oculto tras unas gafas de sol, o David de María, a quien hemos visto lívido.

Artículo relacionado

Otros, como Pedro Sánchez, el periodista José Antonio Abellán o el humorista Manolo Royo, que no han trabajado en la música pero que tienen numerosos amigos artistas, también se han acercado a este histórico edificio del centro de Madrid para rendir tributo a Tena.

Pasión Vega, que no ha podido asistir a la despedida, ha querido estar presente con una preciosa corona de flores, que junto con las otras enviadas por organismos y amigos aportaban luz a la estancia presidida por el ataúd de Manolo, donde, al fondo, aguardaba su guitarra, con la que tan buenos ratos pasó rasgándola y tanto le hizo vivir.

Irónicamente, tal y como hoy informa El Mundo, Rafa Tena, hermano del fallecido, ha demandado al actual presidente de la fundación SGAE, Manuel Aguilar, puesto que fue productor de ‘Sangre Española’ y, supuestamente, nunca pagó al artista los beneficios originados del disco, recordemos, uno de los más populares de la carrera del extremeño. El músico trató de reclamarlo en vida pero le fue imposible, ahora lo intentará su hermano por él y por su hija Manuela, que solo tiene 11 años.

La capilla ardiente, que se alargará hasta las nueve de la noche, permanecerá abierta para todo aquel que ir a brindar un ‘hasta siempre’ a Manolo. Mañana, día 6, se llevará a cabo su entierro, que tendrá lugar en la más estricta intimidad familiar.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado