Desde que Rosa Benito decidiera abandonar Sálvame, el cruce de reproches no ha parado, ya que la ex colaboradora del programa sigue acudiendo a Medisaet, lo que hace que se encuentre con sus excompañeros por los pasillos.

En concreto, hace unos días se cruzó a Kiko Hernández, quien posteriormente explicó que Benito había evitado en todo momento saludarle y ni siquiera lo había mirado a la cara. Unas declaraciones que rosa desmintió durante su paso por ‘Ya es mediodía’: “llevo tiempo fuera de ese programa y continuamente me están nombrando. Que me dejen tranquila”.

La causa por la que Rosa se habría ido del programa es un desencuentro que han vivido ella y su hija Chayo Mohedano con Belén Esteban por los ‘likes’ que ambas dieron a unos tuits en los que la de San Blas no salía bien parada.

Artículo relacionado

“Puede dar likes a lo que quieras. Yo no estoy enfadada con Rosa, estoy enfadada con alguien que hizo una cosa muy fea por las redes sociales”, respondía Belén en ’Sálvame’, quien además no dudó en advertir a Rosa: “Si yo fuera mala persona con una cosa que dijera se liaba, pero no lo voy a hacer”.

Además, Kiko Hernández también comentó la nueva situación de Rosa. “No es lo mismo la Rosa Benito que era, que era la leche, y que venía aquí a hablarnos de Amador o Chayo y jugaba en primera división, que la de ahora que ha quedado para comentar un vídeo de dos minutos de ‘Supervivientes’. Se ha apagado, ya no es nada”, sentenciaba.