Hoy, en ‘El programa del verano’, Paloma Barrientos se ha visto en la obligación de parar los pies a Alessandro Lequio. Un momento muy incómodo para la audiencia, que ha sido testigo de cómo la periodista, de lo más enfadada, plantaba cara a su compañero de sofá en el ‘club social’: no toleraba ninguna insinuación sobre ella. Aunque el otro se excusara diciendo que era una broma…

Artículo relacionado

Con el tema de la ruptura de Alberto Isla e Isa Pantoja sobre la mesa, el asunto que ha levantado autenticas ampollas en plató ha sido el de Ágatha Ruiz de la Prada y Luis Miguel. Analizando una de las citas de los enamorados, los comentaristas de la actualidad rosa pasaban, por un momento, a ser los protagonistas de la mañana. Este choque de trenes se ha producido cuando Alessandro, en desacuerdo con la información de Barrientos, ha empezado a decir: “¿pero qué te has tomado, Paloma? ¿qué te has tomado?”. Una insinuación que cualquiera habría entendido que era una manera de hablar, un simple chascarrillo, pero que la comunicadora, conocedora de la magnitud que puede tener una pregunta semejante, quiso cortarla de raíz. En tono serio, Paloma no deseaba que se pusiera entredicho su excelsa profesionalidad por lo que le ha dejado completamente achantado con un: “No me faltes el respeto”, en tono furioso. Ella puede admitir bromas, pero no cuando se realizan a costa de su trabajo y de su trayectoria.

Afortunadamente, Joaquín Prat ha sabido ‘apagar este fuego’ en directo devolviendo la conexión a la reportera trasladada hasta uno de los negocios del nuevo novio de Ágatha. Esta vez, la ola de calor no estaba en la calle, sino en plató.