La vida sigue y en los próximos años tanto Alessandro Lequio como Ana Obregón tendrán que vivir con un dolor que lamentablemente no se borrará jamás. El colaborador de 'El Programa de AR' retomaba su trabajo el pasado 27 de mayo, un día difícil, el primero frente a las cámaras tras la pérdida de su hijo Aless, y en el que contó con el apoyo incondicional de todos sus compañeros y, en especial, de la propia Ana Rosa Quintana.

Las salidas del italiano, que se ha volcado en su mujer y su hija pequeña, se limitan a ir a trabajar o visitar a Ana Obregón, quien actualmente está viviendo junto a sus padres en la casa que poseen en La Moraleja a la espera de poder trasladarse hasta Palma de Mallorca donde pretende pasar todo el verano alejada del foco mediático.

Artículo relacionado

Este martes, Alessandro abandonaba las inmediaciones de Mediaset en su coche personal tras su trabajo en la sección de 'Sociedad' del matinal y recibía el pésame de parte de la prensa cuando se cumplen tres semanas del triste desenlace. En ese momento, el colaborador, quien lucía unas oscuras gafas de sol, hacía un gesto de agradecimiento que no ha pasado desapercibido para nadie.