Alejandro Sanz tendrá que indemnizar económicamente a la que fue su representante durante 25 años, Rosa Lagarrigue. La exmánager del cantante le demandó después de que este rompiera de forma unilateral el contrato que les unía laboralmente. Según la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 74 de Madrid, Alejandro Sanz deberá pagar a Rosa Lagarrigue 5,4 millones de euros por incumplimiento de contrato.

Artículo relacionado

Fue en 2016 cuando Alejandro Sanz decidió poner fin a su vínculo contractual con RLM S.A., la entidad propiedad de Rosa Lagarrigue que se encargaba de su representación artística. Según publicó El Mundo, Sanz no se fiaba de los números que figuraban en sus cuentas y pidió que se le realizara una auditoría. Tras ello, acabó su vinculación laboral.

La mánager reclamó al artista alrededor de 9 millones de euros y llevó el asunto a los tribunales. Tras el proceso judicial que tuvo lugar el pasado mes de julio, el juez ha considerado “injustificada la resolución del contrato de representación artística que vinculaba a las partes”.

La sentencia, que habla de "incumplimiento doloso del contrato” por parte de Alejandro Sanz, señala al cantante como responsable subsidiario del pago de la condena. Al no tratarse de una resolución judicial firme, el cantante podrá interponer un recurso de apelación.