Ha llegado en cuanto ha podido. Alba Santana, la única hija de Mila Ximénez, aterrizaba esta mañana en Madrid para estar al lado de su madre durante esta dura batalla contra el cáncer de pulmón que padece. La hija de la colaboradora y de Manolo Santana se trasladaba hasta España, esta vez sin sus hijos, todo lo rápido que podía con las medidas de prevención por la crisis sanitaria. Con semblante serio aunque agradeciendo la paciencia a la prensa, Alba se dirigía hasta el domicilio de su madre para poder, por fin, estar con ella.

Artículo relacionado

Se entró de todo por teléfono. Tal y como contó Mila Ximénez en exclusiva para 'Lecturas', decírselo a su hija Alba fue el peor de los tragos. La colaboradora se armaba de valor para contarle a la joven lo que le estaba pasando. Rápidamente, eran los hermanos de Mila los que se ponían a su lado en estos complicados momentos. Alba, que reside en Holanda, no podía estar junto a su madre debido a las restricciones para los desplazamientos.

Esta misma mañana, Alba aterrizaba en Madrid para, por fin, acompañar a Mila. La hija de la colaboradora, siguiendo todas las medidas de seguridad y con semblante serio, salía del aeropuerto dirección a casa de su madre. El gesto más revelador de Alba Santana a su llegada en el vídeo. ¡Dale al play!