Alba Carrillo se encontró el pasado agosto compuesta y sin abogada. Teresa Bueyes anunciaba en público que dejaba de ser su representante legal casi a la misma vez que se lo comunicaba a su cliente. La preocupación de la modelo pasaba, primero por marcharse de vacaciones, y después, por contratar un buen bufete que la respaldara. Ya tiene uno y no ha escatimado en gastos.

Artículo relacionado

Según publica La Vanguardia, Alba habría recurrido a un grupo de abogados especializados en derecho mercantil, inmobiliario y sucesiones. Se trata de Ramón Hermosilla Abogados, creado por el hijo de este importante letrado que participó en litigios tan destacados como el caso Rumasa, Banesto o el 23-F. Según publica el periódico en su edición digital, los honorarios de este bufete no son bajos. De hecho, calculan que todo lo que Alba ha ganado en ‘Supervivientes’ podría dedicarlo a hacer frente sus diferentes batallas legales.

Y es que, actualmente, la hija de Lucía Pariente tiene dos complicadísimos frentes abiertos. Uno, el que tiene con su ex, Fonsi Nieto, y dos, con su exmarido Feliciano López.

Además de las cuestiones del divorcio que aún no han sido aclaradas, el bufete tendrá que defender a Alba en la demanda que Feliciano estaría barajando interponer para defender su honor, puesto que las entrevistas e incesantes comentarios de la de ‘Supermodelo’ le habrían perjudicado hasta a la hora de trabajar puesto que su imagen se habría visto resentida.