Agatha Ruiz de la Prada presentó su última colección en la MBFWM, en la edición más atípica de su historia. Casi sin público, con unos pocos periodistas cubriendo el evento, y todos con mascarilla y cumpliendo las más estrictas normas sanitarias de seguridad. Aún así, para Agatha, ha sido magnífico que la pasarela madrileña se haya podido celebrar, en un año en el que prácticamente todo se ha cancelado o, en el mejor de los casos, se ha aplazado.

Artículo relacionado

Con ella ha estado su novio, Luis Gasset. "Es la primera vez que viene a un desfile mío", comentó la diseñadora. Pero quien no pudo estar a su lado en esta ocasión fue su gran amiga y colaboradora Mila Ximénez, en pleno tratamiento contra el cáncer que padece. "Iba a venir, pero hoy me ha dicho que no podía que estaba regulín", reveló. Eso sí, Agatha ve a Mila estupenda, pese a todo lo que está pasando: "Está bien, está con muchos ánimos y últimamente está más guapa que nunca, pero es que mucha gente no se atreve a venir", explicó Agatha.

Si quieres ver la entrevista completa, dale al play.