Tus pechos, bonitos a pesar de los años

Si quieres que por los tuyos el tiempo pase más lentamente, proporciónales los cuidados que necesitan

Tus pechos, bonitos a pesar de los años

25 de marzo de 2017, 15:10

Los cosméticos y el ejercicio son básicos. Además, es importantísimo elegir sujetadores que se ajusten como un guante a su forma y tamaño, caminar con la espalda recta e intentar que tu peso no se altere demasiado de forma brusca. Y evita, al ducharte, dirigir el chorro de agua caliente hacia ellos: al revés, acaba cada ducha aplicándoles agua fría.

Las cremas formuladas para ellos

La piel de los pechos tiene unas necesidades específicas que no pueden cubrirse con cualquier crema. Aplícales cosméticos que incluyan...

Aminoácidos e hidrolizados de proteína. Se depositan sobre la epidermis y forman sobre ella una película resistente de efecto tensor.

Ácido hialurónico, colágeno y elastina. Son los ingredientes más hidratantes y contribuyen al sostén del pecho.

Vitaminas A y E, así como B y F. Las primeras son muy efectivas contra el envejecimiento cutáneo. Las segundas favorecen el efecto barrera de la epidermis y favorecen la cohesión de las células.

Extractos vegetales. Algunos, como el de hammamelis o Castaño de Indias, contraen la piel que delimita la glándula mamaria; otros mejoran la circulación (sucede con los de árnica, cártamo o romero); también los hay estimulantes celulares y extractos tonificantes (lúpulo o gingseng)...

Aceites. Son emolientes y nutritivos.

Agua de mar. Esta contribuye a tonificar la musculatura pectoral y endurece la envoltura cutánea.

Sacarles más partido

Una vez que tengas la crema adecuada, tus pechos se beneficiarán más de sus ingredientes si la aplicas dos veces al día, por la mañana y por la noche, siempre antes de hidratarte. Además, extiéndela con la mano contraria a cada pecho, sin desplazarlo. Ve resiguiendo su contorno, haciendo solamente movimientos ascendentes.

Ejercicios muy sencillos

Solo diez minutos diarios bastan para que tu pecho esté mucho más tonificado. Si quieres aún mejores resultados, haz estos ejercicios mañana y noche.

Pronuncia la 'X'. Hazlo de forma exagerada unos segundos, descansa y repite diez veces. Es una buena forma de tensar los músculos pectorales mayores. De su fortaleza depende también parte de la turgencia del pecho.

Junta las palmas de las manos ante el pecho. Presiona una mano contra la otra con fuerza e intenta mantener la misma presión durante unos segundos. Descansa y repite asimismo diez veces.

Con la ayuda extra del centro de estética

En cabina se aplican distintos tratamientos que mejoran sustancialmente el aspecto de los senos.

Radiofrecuencia. Es una técnica mediante la que se transmite calor a la dermis y se genera la contracción del colágeno. Además, se estimula a los fibroblastos para que generen más fibras de elastina y del propio colágeno. ¿El resultado? Desde la primera sesión, el pecho se percibe más firme.

Algas. Con ellas (sobre todo con la Spirulina) se elaboran mascarillas que se aplican sobre los senos. Cuando se retiran, se efectúa un masaje con cosméticos tensores.

Loading...