Presume de cuello y escote

Mantén la piel joven

Presume de cuello y escote

1 de septiembre de 2016, 12:25

La piel de estas dos zonas es una de las más frágiles del cuepo y que más delata el paso del tiempo. La buena noticia es que con los cuidados específicos podrás reducir arrugas, flacidez y manchas y recuperar su tersura y juventud. Toma nota.

Limpieza suave

Debido a la fragilidad de la piel de cuello y escote, se recomienda hacer una higiene suave. Para ello, usa un gel de ducha cremoso, mejor sin sulfatos. Y evita los jabones agresivos y el agua caliente porque resecan la piel. Es mejor que te duches siempre con agua tibia. Y después, aplícate una crema corporal que tenga propiedades antienvejecimiento para mantener la piel joven y elástica.

Reduce arrugas y gana tersura

A partir de los 40 años, las arrugas horizontales del cuello, conocidas también como ‘anillos de Venus’, y las del escote se acentúan. Esto es debido a la pérdida de colágeno y elastina, las fibras que sostienen la piel. Más tarde, en la menopausia, aparecen las arrugas verticales y la piel empieza a perder firmeza. Es entonces cuando el adelgazamiento de la piel se suma a la pérdida de tono del músculo del cuello. Para recuperar firmeza y reducir las arrugas:

Usa productos específicos para estas zonas. También puedes usar los mismos que para el rostro: limpiadora, tónico, exfoliante... Y de tratamiento como el sérum o la mascarilla.
Aplica la crema antiedad mañana y noche. Evitarás que se formen más arrugas y reafirmarás la piel. Elígela con retinol, silicio y péptidos.
Borra las arrugas profundas. Antes de maquillarte aplica un ‘primer’ que las ‘rellena’ a simple vista.

Aclara las manchas

Las manchas oscuras o léntigos aparecen por la edad y el exceso de exposición al sol. Se pueden eliminar por completo con tratamientos estéticos como el láser y los peelings químicos. Pero también se pueden aclarar y reducir con algunos productos cosméticos.

Cremas despigmentantes. Refuerzan los tratamientos estéticos y aclaran las manchas incipientes. Hay que ser constante en su uso para obtener resultados. Aplícatelas al menos durante 3 meses.
Ampollas de vitamina C. Tienen una acción despigmentante y, además, alisan las pequeñas arrugas y suavizan la piel. Extiende la ampollas antes de la crema de día o de noche.
Fotoprotector. Aplícatelo sobre el escote siempre que lleves la blusa abierta. O usa una crema de día con factor de protección solar alto.

Embellece tu escote

Estos tres gestos tan sencillos te ayudarán a lucir un escote muy bonito.
Aplica 2 gotas de aceite corporal. Lograrás una piel satinada, sobre todo si es seca.
Usa a diario un fotoprotector SPF 50+. Así previenes las alergias solares, las quemaduras y el oscurecimiento de las manchas.
Dale ‘buen color’. Aplica ligeramente un autobronceador o base de maquillaje. Conseguirás un aspecto bonito y muy natural.

Y estos hábitos también:
Repite las letras ‘X’, ‘O’ y ‘U’ de forma exagerada unas 10 veces sintiendo cómo se estiran los músculos.
Duerme sobre una almohada baja. Así retrasarás las arrugas horizontales.
Evita leer en la cama, sostener el teléfono con la mandíbula y caminar con la cabeza baja porque se acentúan más las arrugas.
En la ducha alterna agua fría y tibia. Haz movimientos circulares con el chorro en los senos y ascendentes en el escote.

Cómo aplicar las cremas

En el cuello. Coloca la mano abierta bajo la mandíbula y haz pases descendientes, suaves, sin estirar la piel.
En el escote. Sitúa las dos manos sobre el escote horizontalmente y llévalas hacia el exterior. Presiona un poco con las yemas.
En el pecho. Haz un masaje en forma de ocho. Evita la areola y el pezón.

Loading...