Piernas ligeras, hidratadas y bonitas

Con unos sencillos y rápidos cuidados diarios evitarás las varices y pesadez y podrás aportarles suavidad

Piernas ligeras, hidratadas y bonitas

26 de febrero de 2016, 10:33

Cansancio, hormigueo y pesadez, varices, celulitis o piel apagada. Todos estos problemas tienen arreglo. Te ofrecemos las propuestas más
eficaces para cada una de estas situaciones.

Soluciones para cada tipo de problema

Piernas cansadas. Para relajarlas, refréscalas unos minutos con agua fría desde los tobillos hacia los muslos. Seca bien y extiende con movimientos ascendentes un producto que contenga activos que refuercen los capilares (rusco, vid, castaño de Indias), desinfiltrantes (hiedra, cola de caballo), estimulantes del riego sanguíneo (árnica, ginseng, ginkgo) y refrescantes (mentol).
Celulitis. En verano, olvídate de las cremas con 'efecto calor' y opta por fórmulas drenantes (con algas y hiedra) y con acción refrescante. Por la mañana, aplica una loción en spray o un gel que se absorba rápidamente y no deje residuos sobre la piel. Y por la noche, es preferible que uses una crema que requiera un buen masaje, ya que este aumenta la eficacia anticelulítica.
Pieles blancas. Si usas un autobronceador, primero exfolia, a continuación extiende la hidratante corporal con un masaje y, finalmente, el autobronceador. Así se fijará más y será más luminoso.

Cómo darles más belleza y salud

Hay cuidados imprescindibles para que tus piernas se vean bonitas:
Exfoliar. Así eliminas las células muertas que se acumulan en la superficie de la piel. Hazlo durante la ducha, ya que las células se desprenden más fácilmente. Usa una crema con micropartículas granuladas y un guante de crin.
Hidratar y nutrir. El sol y los baños en el mar y la piscina resecan la piel. Necesitas aplicar a diario una hidratante corporal para mantener las piernas suaves y bien bronceadas. En las zonas más ásperas, usa un producto más untuoso como un aceite o una manteca corporal.
Practica deporte. Si nadas con regularidad o das paseos por la orilla del mar, tonificas los músculos y mejoras la circulación.

Loading...