Mareos y vértigos: Descubre sus causas

Cuando aparecen, y todos los hemos sufrido alguna vez, suelen ser invalidantes y nos asustan. Pero la causa casi siempre es banal

Mareos y vértigos: Descubre sus causas

12 de mayo de 2016, 09:00

Efectos secundarios: Por tomar ciertos medicamentos o un exceso de cafeína

A veces, los mareos pueden ser el efecto adverso de algo que estamos tomando habitualmente.

Fármacos, sobre todo, para bajar la tensión arterial (diuréticos y antihipertensivos), los indicados para la ansiedad, las alergias, la congestión nasal, y los corticoides. Si es tu caso, habla con tu médico para modificar la medicación.

El abuso del café y de otros excitantes, así como la sal y los alimentos procesados que contienen una gran proporción de sodio, se han asociado en diferentes estudios con el síndrome de Menière (acumulación de líquido en el oído interno que afecta al equilibrio y a la audición). Rebaja su consumo y acude a un especialista.

El más frecuente: Cuando tiene su origen en el interior del oído

En el oído interno hay estructuras que informan al cerebro de la posición en la que está la cabeza y de la rapidez con que la movemos. Si algo "engaña" al oído, la información no se transmite bien y se percibe más movimiento del que hay en realidad (vértigos).

Esto ocurre normalmente cuando los otolitos (unas partículas minerales que están adheridas a una membrana del oído interno) se desprenden.

Pasar mucho tiempo en cama, quizá por una convalecencia, puede provocar que estas pequeñas partículas se desplacen y aparezcan los vértigos.

Para aliviarlos, duerme con la cabeza ligeramente elevada. Y para evitar mareos al incorporarte, siéntate primero y, pasados unos minutos, ponte de pie.

¿Sabías que el vértigo puede ser por migraña?

Se denomina "vértigo migrañoso" y es el segundo síntoma de las migrañas tras el dolor de cabeza. Se puede superar con un estilo de vida más sano: una dieta equilibrada, dormir suficiente, controlar el estrés y evitar alcohol, café y tabaco.

 Las soluciones más eficaces

Giros rápidos con la cabeza. Hay diferentes tipos de maniobras, como la de Semont o la de Epley, que consisten en acostarse y moverse rápidamente colocando la cabeza en distintas posiciones. Las realiza una médico o terapeuta y suele bastar con una sesión para que el oído interno recupere su"equilibrio" y cesen los mareos y vértigos.

Tomar jengibre. Esta planta es una excelente ayuda para vértigos y mareos. La puedes tomar en infusión; para ello, hierve un trozo del rizoma partido en cubitos en un litro de agua con azúcar. También lo puedes encontrar en cápsulas.

Sentarse y fijar la mirada en un punto también ayuda a calmar los mareos.

Las infecciones de oído (incluso un tapón de cera) pueden ocasionar vértigo.

 

De corazón: Puede esconder problemas de salud más serios...

Si el mareo se repite en el tiempo o provoca desvanecimiento, acude al médico para descartar que la causa sea seria.

Una arritmia, una angina de pecho, una bajada de la tensión (que puede ser debida al calor o a un cambio brusco de postura) incluso un tumor o lesiones cerebrales pueden estar detrás.

Y anemia. Cuando se padece, el organismo no es capaz de oxigenar correctamente los tejidos por falta de glóbulos rojos. Esto conlleva debilidad general y una señal puede ser la sensación de mareo. Consulta al ginecólogo.

 

Loading...