Luce un contorno de ojos sin bolsas ni ojeras

Esta zona requiere unos cuidados especiales

Luce un contorno de ojos sin bolsas ni ojeras

29 de enero de 2017, 11:55

La crema hidratante que te aplicas en el rostro no es suficiente para el contorno de ojos. La piel de esta zona es muy sensible, hasta 10 veces más fina que la del resto del cuerpo, y por eso necesita unos cuidados especiales.

Por qué es tan frágil

Porque es una piel que se da mucho de sí debido a la baja presencia de fibras de colágeno y elastina, que son las que hacen de sostén de la piel. Y también porque es más sensible a las agresiones externas, como los rayos del sol, debido a su baja densidad de glándulas sebáceas.

Puntos débiles

Bolsas. Se van formando con el paso de los años. Lo que ocurre es que la fina membrana de sujeción que hay bajo los ojos se relaja. Aparecen sobre todo si hay retención de líquidos o sobrepeso.

Ojeras. Cuando aparecen por un exceso de melanina son de un color marronáceo. Y cuando es por la dilatación de los capilares de la zona, moradas.

Patas de gallo. Son arrguitas que se forman por el movimiento continuo y repetido de los 22 músculos que hay alrededor del ojo.

Qué puedes hacer

En bolsas y ojeras. Aplica cremas de contorno de ojos que contengan ingredientes descongestivos y drenantes. Asegúrate de que contienen caléndula, cafeína, manzanilla o castaño de Indias.

En las patas de gallo. Fíjate que el contorno de ojos contenga retinol, aminoácidos o vitaminas C y E, porque así aportarás más fibras de sostén.

Aplica bien las cremas. Reparte la crema alrededor de los ojos y después haz pequeñas presiones con la yema del dedo índice haciendo círculos, de dentro hacia fuera y de abajo hacia arriba. De esta manera, mejoras la circulación sanguínea de esta zona y ayudas a que el oxígeno y los nutrientes circulen. Además, ejercerás un efecto drenante que mejorará la eliminación de líquidos y toxinas.

Para arrugas profundas. En este caso convienen productos de alta precisión. Por ejemplo, los sérums, que puedes usarlos como base de tu contorno habitual. Asimismo, los parches y mascarillas aportarán un extra de vitalidad a tu piel. Úsalos una vez a la semana.

Para desmaquillarte. Usa una limpiadora específica para esta zona porque son más suaves. Las bifásicas están muy indicadas. Están compuestas por dos fases, una acuosa y otra oleosa que, al juntarse, s eliminan cualquier rastro de maquillaje de ojos con suavidad.

Usa gafas de sol. Es un complemento imprescindible tanto en verano como en invierno. Si son grandes, protegen la piel del contorno de ojos y además evitan fruncir el ceño, un gesto que provoca la aparición de muchas arrugas en el entrecejo.

Revisa tu vista. Porque los problemas de visión, si no se corrigen con gafas o lentillas, acentúan bolsas y ojeras.

Duerme bien. Un sueño reparador mantendrá joven tu mirada. Procura dormir las 8 horas recomendadas.

Evita ciertos alimentos. Los picantes, la sal, el café o el alcohol pueden provocar alteraciones digestivas y circulatorias, que pueden acabar dañando la piel del contorno de ojos.

Loading...