Los secretos del maquillaje de fiesta

Para estar radiante de la mañana a la noche

Los secretos del maquillaje de fiesta

9 de marzo de 2017, 07:53

Siempre puede haber un acontencimiento o una ocasión especial en la que quieras maquillarte un poco más de lo habitual. Para conseguir estar guapa sin recargar tu imagen, vale la pena esmerarse en el maquillaje y tener en cuenta una serie de consejos. Porque no todo se reduce al color... preparar la piel para el maquillaje es un paso imprescindible.

Prepara la piel

Como si fuera un lienzo sobre el que vamos a pintar, primero tienes que prepapar la piel de rostro.

El primer paso es la limpieza diaria y después la aplicación de las cremas o productos tratantes. Así conseguirás una piel uniforme y luminosa, imprescindible para lucir un maquillaje perfecto.

Aplica una ampolla flash, que alisará la piel de inmediato. Después usa un poco de iluminador en surcos de la nariz y de los ojos. Y finalmente, extiende una base ligera (satinada o ligeramente mate, según tu tipo de cutis). Tu piel ya estará a punto para recibir el maquillaje.

Maquillaje de día

Aplíca un colorete en tono rosa intenso o anaranjado. Puedes aplicarlo en la parte más prominente de las mejillas (en las 'mazanitas') si quieres tener un aspecto saludable y joven. Y en dirección a las sienes si queires definir los pómulos y estilizar el rostro.

Para los labios, elige una barra labial con alguno de los colores de los frutos del bosque (frambuesa, mora, ciruela...). Así conseguirás un aire sofisticado y muy femenino. En estos casos, es mejor que la barra labial sea rica en pigmentos para conseguir un resultado intenso. Si quieres que queden bien marcados, aplica el color directamente en los labios, insistiendo en el centro de la boca. Si lo que buscas es un resultado más discreto y difuminado, aplícate el color con el dedo y después de pintártelos, presiona los labios con un pañuelo de papel.

Y de noche

Lo ideal es resaltar los ojos con sombras o eyeliner. Si optas por lo segundo, perfila el párpado superior a ras de la pestaña con un trazo grueso y acaba dibujando un rabillo ascendente. Puedes hacer este maquillaje con el eyeliner líquido pero también con el khôl o lápiz perfilador, trazando varias líneas finas hasta conseguir una línea gruesa que enmarque los ojos.

Loading...