Limpia tu cutis y mejora su aspecto

La higiene del rostro es la primera etapa, e imprescindible, para mantener la piel sana y bonita. Cuando las impurezas y los restos de maquillaje se han retirado, la piel absorbe mejor las cremas que se aplican a continuación

Limpia tu cutis y mejora su aspecto

11 de octubre de 2015, 10:42

Dos veces al día, por la mañana y por la noche, es la frecuencia recomendada para limpiar la piel, un gesto fundamental para que se mantenga sana y con buen aspecto.. Puedes elegir:

Con agua

Ya sea en forma de geles, espumas, jabones o aceites, los productos que se retiran con agua son altamente eficaces. Son recomendables, por tanto, para eliminar los maquillajes más resistentes (waterproof y de larga duración) y para limpiar las pieles con más secreciones (grasas y acneicas), que agradecen el contacto con el agua. Las fórmulas actuales son suaves –en especial las que no contienen sulfatos– y no irritan ni resecan la piel. Para usarlas bien, hay que extenderlas con las manos o con una brocha y con movimientos circulares durante 30 segundos y aclararlas con abundante agua. Durante los meses de invierno se pueden aclarar con agua tibia: los poros se abren más (y la limpieza es más profunda) y ese gesto resulta más agradable.

Sin agua

Las leches y cremas desmaquillantes son, junto con las aguas micelares, los productos preferidos por las pieles secas, maduras y sensibles. Estos productos son ligeros (ya no engrasan), cómodos de usar y
completos ya que incluyen activos suavizantes, hidratantes, energizantes... Son ideales cuando las condiciones climáticas son desfavorables (si hace frío o mucho viento), ya que dejan una fina película sobre la piel que protege, suaviza y calma la tirantez. Conviene aplicarlas vertiendo una pequeña cantidad en la palma de la mano para calentarlo y después se reparte por el rostro, el cuello y el escote. Se empieza a 'trabajar' en el centro de la cara y en círculos ascendentes hacia la frente y los pómulos. Después se desciende a la barbilla y el cuello, con pases largos desde la mandíbula hasta el escote. El exceso de producto puede retirarse con un algodón.

Otras formas de eliminar impurezas

Además de las limpiadoras, hay otros productos que van muy bien:

Las mascarillas absorbentes y purificantes a base de arcillas son recomendables para las pieles mixtas y grasas. Se usan cada 15 días y dejan la piel más fina y suave.
Las cremas exfoliantes con microgránulos y enzimas (papaína) eliminan las células muertas, activan la microcirculación y favorecen la renovación celular. Borran el tono grisáceo y apagado y alisan la superficie de la piel.

Después, hidrata

La crema hidratante repone los lípidos que se pierden en la limpieza y deja la piel más flexible.

Loading...