¿Las mujeres tienen más probabilidades de sufrir un infarto?

La cardiopatía, y no el cáncer, es la primera causa de mortalidad entre las mujeres mayores de 55 años

¿Las mujeres tienen más probabilidades de sufrir un infarto?

5 de agosto de 2015, 09:46

Si hiciéramos una encuesta rápida a nuestro alrededor sobre la primera causa de muerte femenina en nuestro país, seguramente muchas personas pensarían en el cáncer. Asimismo, si preguntásemos si el infarto de miocardio es más frecuente en hombres o en mujeres, la mayoría tendería a elegir la primera opción.Y es que tradicionalmente, y tanto entre la comunidad médica como en la sociedad en general, se ha considerado que la mujer estaba naturalmente protegida contra las enfermedades cardiovasculares. En consecuencia, y durante demasiados años, el corazón femenino ha permanecido relegado tanto en las investigaciones médicas como en las consultas de atención primaria.

Corazones olvidados

La muerte por cardiopatía en las mujeres es un 8,81% superior a la de los hombres. Estas cifras demuestran que diferenciar por géneros en los estudios y ensayos clínicos sobre cardiopatías, incidir en las políticas de prevención, así como una atención precoz y personalizada son indispensables para revertir esta situación.

Hormonas y estrés, un peso extra para tu corazón

Como explica Leandro Plaza, presidente de la Fundación Española del Corazón, "los factores de riesgo en mujeres y hombres suelen ser los mismos: tabaquismo, sedentarismo, sobrepeso, hipertensión, diabetes y colesterol. Sin embargo, hay factores, como el estrés, que afectan más a la mujer".

  • Más 'sensibles' al estrés. De hecho, un estudio publicado en 'Journal of the American College of Cardiology' evidenció que el organismo de hombres y mujeres reacciona diferente ante situaciones estresantes. El cuerpo femenino, en concreto, segrega más plaquetas, lo que puede ocasionar coágulos de sangre.  
  • Cuando caen los estrógenos. En la etapa fértil, el corazón femenino parece estar naturalmente protegido. Pero tras la menopausia, el descenso de estrógenos incrementa la incidencia de hipertensión, diabetes, dislipemia (alteración de los niveles de grasa en sangre)... y, en consecuencia, el riesgo de cardiopatía.
  • El rol de cuidadora. Tradicionalmente, las mujeres se comprometen antes con la salud de sus familias que con la suya. Es urgente cambiar esta tendencia, más si tenemos en cuenta que la detección precoz de la diabetes y la hipertensión es fundamental para prevenir las cardiopatías. 

El porqué de los diagnósticos tardíos

Un factor que incide notablemente en la mortalidad de la mujer es que ellas suelen ser diagnosticadas más tarde que los hombres.

  • Los estereotipos. Un estudio norteamericano de 2005 evidenció que solo uno de cada cinco médicos conocía que las mujeres tenían un mayor riesgo cardiovascular. Hace ya veinte años, se comprobó que, ante la misma patología coronaria, las mujeres no recibían el mismo tratamiento médico que los hombres.
  • Falta de información. La revista 'Nature' cita otra encuesta también norteamericana, más reciente (2010), en que quedó patente que solo el 56% de las mujeres encuestadas pudieron describir los signos y síntomas de un infarto y solo el 53% afirmó que llamaría a urgencias si creyese estar sufriendo un episodio cardiovascular.

Las señales del infarto femenino

Como explica el presidente de la Fundación Española del Corazón según un estudio publicado en 'Circulation', las mujeres tardan más tiempo en ir al médico tras sentir los síntomas de un infarto, tengan o no antecedentes familiares de estas patologías.  "Ante esto, prosigue el doctor Plaza, es muy importante conocer a la perfección los síntomas, especialmente en la mujer, para recibir el tratamiento necesario a tiempo y de manera efectiva".

  • Dolor de pecho intenso que puede durar unos minutos y que, en ocasiones, aparece con ejercicio intenso, con las bajas temperaturas o con comidas copiosas (un síntoma que se diagnostica en hombres también).
  • Falta de aire, con o sin dolor en el pecho.
  • Dolor en uno o ambos brazos, en la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago.
  • Los signos más acentuados en el caso de las mujeres son náuseas, vómitos y dolor de espalda y mandíbula.

Para más información: Campaña 'Mujeres por el Corazón' (www.mujeresporelcorazón.org).

Loading...