Escoge la mejor hidratante para ti

Si le falta agua, la piel pierde luminosidad y se arruga más. Elige la hidratante que más le conviene a la tuya

Escoge la mejor hidratante para ti

20 de agosto de 2016, 16:28

La piel es agua en un 70%. Ese contenido hídrico puede verse disminuido por factores varios, por ejemplo, a causa del calor, que aumenta la sudoración. Si no se repone, la piel se deshidrata y entonces se apaga y está tirante y las arrugas hacen mayor acto de presencia en ella. Utilizar una crema hidratante a diario con una fórmula que se adapte bien a nuestro tipo de cutis (y a su estado en cada momento) es fundamental para evitarlo.

Qué formato de crema escojo

La loción corporal. Es la mejor opción para pieles aún jóvenes y que no requieren demasiados cuidados. Se formula con humectantes como el sorbitol y la glicerina, que tienen la capacidad de atraer y preservar el agua en las capas superficiales de la piel. Si quieres una fórmula aún más completa, asegúrate de que lleve urea: hidrata la epidermis incluso en las capas profundas.

La crema corporal. Es mucho más rica que la loción en ingredientes emolientes, por lo que protege y suaviza aún más la piel. Puedes encontrar versiones muy sofisticadas, como las que incluyen micropartículas doradas, ideales para potenciar el bronceado o dar un halo brillante a tu piel una noche.

El aceite. Si tu piel es madura o está muy castigada, el aceite corporal debe ser tu elección. Forma sobre ella una película finísima que impide que el agua se evapore. Aplícalo con la piel húmeda y el resultado será más satinado y ligero.

No olvides que el mejor momento para aplicar la hidratante, da igual su formato, es tras la ducha, cuando los poros están más abiertos. Intenta utilizar un gel de ducha cremoso y sin sulfatos, resecará menos tu epidermis.

Codos, rodillas y pies

La piel de los dos primeros es especialmente seca y rugosa, por lo que necesitas aplicarles fórmulas algo más untuosas que al resto del cuerpo. Por ejemplo, una opción ideal son las mantecas corporales, que incorporan aceites y ceras que dejan la piel suavísima.

En el caso de los pies, ni siquiera las mantecas son suficientes. Estos necesitan cremas específicamente formuladas para ellos que no solo los hidraten sino que, además, reblandezcan las durezas, al incluir ingredientes como el salicílico. Aplica una capa generosa a diario donde la capa córnea es más gruesa: planta y talones.

La que le conviene a tu rostro

En la cara, debes aplicar la hidratante dos veces al día, por la mañana y por la noche, con el rostro bien limpio.

Si tu cutis es normal. Emplea una emulsión ligera en caso de que las temperaturas sean altas y una crema cuando refresque.

Si es seco. Las cremas que uses deben contener aceites vegetales y ceramidas.

Con acné. Necesitas fórmulas sin aceites (‘oil-free’) y no comedogénicas (no obstruyen los poros).

En caso de ser graso. Te convienen más los geles y sérums con activos matificantes y reguladores.

Loading...