Descubre tu peinado ideal

Ten en cuenta la forma de la cara, la edad y el color de la piel

Descubre tu peinado ideal

28 de mayo de 2016, 13:01

Para saber qué tipo de peinado te sienta mejor, lo más importante es tener en cuenta la forma de tu cara. Pero hay otros aspectos, como el color de tu piel y la edad, que también influyen.

Rostro ovalado

Según los expertos, es la forma de rostro ideal. Le sienta bien cualquier peinado. Por ejemplo:
Con flequillo. Potenciarás tu mirada.
Sin flequillo. Alargarás más tu rostro, hazte la raya en medio.
Recogido. El 'casual' es el que te quedará mejor. O la coleta alta con algo de tupé, que también favorece mucho a este tipo de rostros.

Rostro alargado

Para contrarrestar su forma alargada tienes que dar volumen a los lados. Apuesta por ondas o rizos.
Si tu cabello es liso, evita la melena larga, lisa y recta. Lo mejor es llevarlo escalado, sobre todo en las zonas inferiores. Así conseguirás dar volumen y movimiento.
Con flequillo. Es tu mejor aliado para 'acortar' el rostro. Mejor si es recto y largo.
Recogido. Si optas por recogerte el cabello, piensa que debes evitar que tenga volumen en la parte superior porque todavía alargaría más el rostro. Favorece mucho dejar unos cabellos que caigan a los lados. Y también una trenza lateral algo despeinada.
Mechas. Apuesta por las californianas. Al ser más claras de medios a puntas ayudan a romper con la verticalidad de la cara.

Cara redonda

El pelo liso queda mejor que el rizado, aunque no debes excederte. Por eso se recomienda no llevarlo muy planchado.
Con ondas. Puedes llevarlas, pero para evitar añadir más volumen a tu cara, elige un escalado con capas largas y que la melena llegue por lo menos hasta los hombros.
Con flequillo. Sientan bien los flequillos laterales. En cambio los rectos acortan demasiado la cara.
Con raya. Mejor al lado, así tendrás más volumen en la parte superior.
Corto. Puedes llevarlo corto, pero no excesivamente. Por encima de los hombros, no más corto.
Largo. Es la medida que más favorece, hasta media espalda. Si te gusta escalado, mejor que este empiece bajo la barbilla.
Recogido. La cola tirante, totalmente hacia atrás, es el recogido que mejor sienta. Y para un look sofisticado, el moño alto y muy tirante. Con los dos peinados conseguirás alargar tu rostro.
 

Rostro cuadrado

Nada mejor que las ondas. Estas consiguen suavizar los rasgos de las caras muy angulosas. Y, además, son muy femeninas. Sin embargo, evita el pelo totalmente liso.
Largo. Hasta los hombros. Y, sobre todo, que no acabe justo a la altura de la mandíbula. 
Corte. Mejor uno desenfadado, por ejemplo, con capas asimétricas y algunas ondas a los lados. Así contrarrestarás la dureza de la forma del rostro.
Flequillo. Favorece el largo y despuntado. Y evita el recto.
Raya. Al lado mejor que en medio. La primera suaviza los rasgos mientras que la segunda los acentúa.
Recogidos. Bajos y sueltos. En cambio, debes evitar las coletas muy tirantes, engominar el cabello o recogértelo del todo.
Trenza ladeada. Es el peinado que mejor sienta. Deja caer algunos mechones sobre la cara.

Rostro triangular

Elige un corte que reste protagonismo a tu barbilla. Lo mejor es la media melena por capas, desfilada a la altura del mentón.
Flequillo. Ladeado. Conseguirás estrechar la frente visualmente.
Recogido. Alto y con mechas sueltas a ambos lados.

Qué color me sienta mejor

Sigue los consejos de Jo Hansford, reconocida experta en coloración.
Ojos oscuros. Tonos de castaño medio a negro.
Ojos claros. Rojizos, rubios y castaños.
Piel  rosada. Evita los tonos rojizos.
Piel muy blanca. Ni muy claros ni muy oscuros.
Piel morena. Rubios y castaños. Y evita los rojizos.
Pelo corto. Un color uniforme, sin mechas.
Cabello escaso. Un solo aporta volumen.
Cabello abundante. Mechas anchas.
Consejo de la experta: Si no vas a teñirte cada mes, evita los tintes permanentes porque las raíces se verán mucho. Mejor hazte un baño de color, que se va poco a poco y uniformemente con los lavados.

El mejor peinado para cada edad

A los 20. Melenas muy largas o cortes a lo garçon, platinos o azabaches... Todos los peinados y colores quedan bien.
A los 30. Melenas escaladas con flequillos desfilados.
A los 40. Melena a la altura de los hombros, siempre y cuando el cabello esté muy cuidado. Con flequillo, pues rejuvenece y ayuda a esconder las arruguitas de la frente.
A partir de los 50. Cortos con movimiento (con diferentes largos) y, sobre todo, medias melenas desfiladas.

 

 

Loading...