¿De qué puede avisar un dolor de cabeza?

La mayoría de dolores de cabeza son 'cefaleas primarias': no responden a ningún otro trastorno. Pero también hay 'cefaleas secundarias', que solo se curan cuando se trata la patología que los está provocando

¿De qué puede avisar un dolor de cabeza?

19 de julio de 2015, 14:22

Examinar el resto de los síntomas que aparecen junto al dolor de cabeza te servirá para averiguar qué hay tras él.

Trastornos leves que provocan cefalea puntual

Problemas en la mandíbula. Distintos trastornos relacionados con ella y con la musculatura que interviene en la masticación pueden dar lugar al llamado 'dolor de cabeza orofacial', que afecta a un 10% de los españoles. Esas disfunciones, que a veces se originan por mascar demasiado chicle o morderse las uñas, se solucionan con fisioterapia o férulas.

Dificultades de visión. Si fuerzas la vista en exceso mucho tiempo suele doler la cabeza. Y es muy fácil hacerlo cuando las gafas se llevan mal graduadas. Para evitarlo, hay que revisar la graduación con frecuencia.

Alteraciones del sueño. Hay personas que solo sufren migraña los sábados y los domingos. Dicen los neurólogos que ocurre al modificar el patrón del sueño del resto de días. La solución pasa por acostarse y levantarse a horas similares siempre. También se ha relacionado con tomar menos cafeína durante el fin de semana que de lunes a viernes.

Sinusitis. Esta inflamación de los senos paranasales que suele provocar mucha congestión también puede degenerar en dolor en la parte frontal de la cabeza. El dolor suele empeorar al inclinarse hacia delante y a primera hora del día. Pero hay algunas cefaleas en las que aparece secreción nasal sin que haya una sinusitis previa.

Obesidad. Las células grasas producen unas sustancias que promueven la inflamación y las jaquecas se asocian a una inflamación neurovascular. Además, las personas que sufren obesidad pueden llegar a desarrollar una afección denominada edema de cerebro que causa acumulación de líquido que aumenta la presión intercraneal.

Alergia. Una reacción a los olores fuertes (perfumes, productos de limpieza...) o a ciertos alimentos (incluso al pescado crudo tipo sushi) provoca con frecuencia dolor de cabeza, sin ningún otro de los síntomas que se asocian a las alergias de ese tipo. Pero a veces la alergia en cuestión no se detecta en las pruebas médicas hasta bastante tiempo después.

Enfermedades más serias que se manifiestan con dolor de cabeza

Hipertensión arterial. Aunque puede no causar síntomas, a veces sí lo hace. Y en estos casos el dolor de cabeza aparece porque los vasos sanguíneos 'comprimen' el cerebro.

  • Cómo lo reconoces. Suele aparecer por la mañana, al levantarte, y se localiza en la parte posterior de la cabeza. Además, es habitual padecer vértigos, notar zumbidos en los oídos, alteraciones de la vista, o presentarse habitualmente hemorragias por la nariz.
  • Cómo lo solucionas. Acude a tu médico de cabecera para que mida tu presión arterial y, si existe esta alteración, sigue las indicaciones que te sugiera. Para un alivio puntual, ejerce un suave masaje en las sienes y en la nuca con tus dedos.

Hipoglucemia. Cuando la concentración de glucosa en sangre baja demasiado el cerebro también deja de recibir esta sustancia, imprescindible para realizar sus funciones. Como consecuencia, puedes sentir dolor de cabeza.

  • Cómo lo reconoces. Antes de que aparezca el dolor de cabeza se presenta palidez, sudor frío, hambre, temblor, náuseas, palpitaciones o ansiedad.
  • Cómo lo solucionas. Para revertir los síntomas, bastará con tomar algo dulce como un caramelo o un poco de azúcar. Si eres diabética, utiliza tu medidor de glucosa para cerciorarte de que se trata efectivamente de una bajada puntual de glucosa y si sospechas que vas a perder el conocimiento, solicita ayuda médica.

Alteraciones de la tiroides. En el caso del hipertiriodismo se produce un aumento de la presión sanguínea que puede cursar con dolor de cabeza. Y si existe hipotiroidismo se da una mala circulación sanguínea que también puede provocarlo.

  • Cómo lo reconoces. Cuando la tiroides trabaja en exceso se presenta nerviosismo y aumento de la frecuencia cardiaca. Si no funciona bien se experimenta cansancio, frío en las extremidades, problemas digestivos...
  • Cómo lo solucionas. Es absolutamente necesario acudir al médico para diagnosticar un fallo de esta glándula y administrar el tratamiento oportuno.

Artrosis. El dolor de cabeza puede tener su origen en las cervicales pero no por una mala postura mantenida, como ocurre en las cefaleas tensionales, sino por la presencia de artrosis, es decir, por el desgaste de la articulación.

  • Cómo lo reconoces. El dolor aparece en la parte posterior e inferior de la cabeza y aumenta con el movimiento del cuello. Además, notas cómo vas perdiendo movilidad en esta zona.
  • Cómo lo solucionas. Para un alivio rápido, ayuda el reposo y aplicar calor. Informa a tu médico para que te diagnostique y te trate si es necesario.

Loading...