Cuidados del cuerpo para hacer tú misma (y ahorrar)

Los puedes hacer en casa y por muy poco dinero

Cuidados del cuerpo para hacer tú misma (y ahorrar)

20 de agosto de 2015, 08:59

Spa en casa

Envolturas corporales. Las de algas o arcilla, además de ayudarte a remodelar tu cuerpo, te dejan la piel satinada y libre de impurezas. Cubre con ellas piernas, brazos y abdomen y envuélvete con un film plástico durante 15 minutos. Retira después en la ducha y aplícate tu crema corporal. Mezcla tu gel de ducha con un puñado de sal marina para exfoliar tus pies. ¡Es un antidurezas fantástico!

Depilación perfecta

Asegura el resultado. Una depilación sobre una piel que siempre está bien hidratada es mucho más eficaz y los poros se dilatarán menos.
Evita las prisas. Nunca te depiles el día en que necesites estar perfecta, porque siempre pueden quedar puntitos o rojeces. Hazlo la víspera o el fin de semana.
Deja descansar la piel. Debes esperar 72 horas, como mínimo, entre una y otra. Si una primera depilación con cera o bandas no es efectiva al 100%, puedes repetir el proceso en el instante, pero no al día siguiente.
Calma total. Después, aplica una loción calmante con aloe vera o activos vegetales.
Aléjate del sol durante las 48 horas previas y posteriores a la depilación. Mira la previsión del tiempo, y aprovecha la lluvia para desarrollar tu 'beauty-puesta a punto'.

Sin celulitis

Intensivo de media hora. Ponte un culotte o prenda reductora anticelulítica y haz ejercicio durante media hora seguida: tabla de aeróbic, pedalear en la bici estática... ¡hasta bailar vale! Parece poco tiempo, pero si lo haces a diario, es muy efectivo:
Tecnología asequible. Algunas de las técnicas profesionales para alisar la piel de naranja las puedes encontrar en gadgets domésticos a un precio razonable (teniendo en cuenta que los puedes usar cuantas veces quieras).
Pellizcos reductores. Después del último chorro de agua fría en la ducha para tonificar la piel, pellizca durante 3-4 minutos las zonas más afectadas antes de ponerte la crema.

Masaje día y noche

Por la mañana. Activarás la eliminación de líquidos y toxinas si al ponerte la crema usas los nudillos: en la tripa, más suave y en círculos, en el sentido de las agujas del reloj; y en los glúteos y piernas, más fuerte, de abajo arriba.
Antes de dormir. Ralentiza el ritmo del masaje, y realiza dos movimientos. En primer lugar, amasamientos, en sentido ascendente, en muslos, glúteos y brazos; y para terminar, alisados, desde el tobillo a la ingle.

Autobronceado uniforme

Exfolia antes. Cuanto más lisa esté la superficie de la piel, más homogéneo será el efecto del autobronceador. No te exfolies justo antes de aplicártelo, hazlo mejor la víspera de ponerte el producto.
El mejor momento. Al salir de la ducha, aplícate tu loción corporal, déjala secar durante 5 minutos y ponte el autobronceador, masajeando bien por todas las zonas. Lávate después las manos y no te vistas hasta que pase un cuarto de hora.

 

Loading...