Belleza sin edad

Consejos de belleza para cada décaca de edad

Belleza sin edad

6 de julio de 2015, 09:05

¿No tienes claro qué productos necesita tu piel? Sigue los consejos de los expertos y descubre la receta de belleza que te hemos preparado para cada década de edad.

20: La prioridad es purificar la piel

Los mínimos. Normalizar el ciclo natural de producción de sebo para evitar los brotes de acné es el reto de las veinteañeras. ¿Cómo y con qué? Utiliza por la mañana y la noche una solución limpiadora y, tras ella, una hidratante. Lo más importante es que el excipiente de estos productos sea tipo emulsión, loción o sérum, sin grasa y no comedogénico (que no obstruye los poros).

Los extras. Si tu piel tiene una tendencia clara a propiciar el acné (te salen espinillas tras los excesos de comida, bebida...), apúntate una fórmula de eficacia probada por los dermatólogos: por encima de un 10% de peróxido de benzoílo o un 5% de ácido salicílico mantendrá los granos a raya sin resecar el resto de la cara.
 

Nuestra recomendación. Un tratamiento exfoliante con al menos un 10% de ácido glicólico limpiará los poros y mejorará la luminosidad.
 

Recuerda que: 90% del envejecimiento está causado por el sol.

30: La prioridad es iluminar y alisar

Los mínimos. Arrugas, manchas y pérdida de elasticidad son los primeros intrusos en esta década. El cosmético preventivo por excelencia es el protector solar. Hay que usarlo a diario, en invierno y en verano, modificando el factor de protección según la exposición.  Más cosas que no pueden faltar: una crema hidratante (básica a cualquier edad) y antioxidantes (ácido ferúlico, vitamina C...), que actuarán previniendo los radicales libres, causantes del envejecimiento.
 

Los extras. ¿Sabías que a partir de los treinta años el recambio celular se ralentiza? La exfoliación es clave para mejorarlo. Ayuda a mantener la superficie de la piel libre de células muertas. En piel grasa se recomienda una vez a la semana o cada 15 días; en seca, una vez al mes o incluso espaciarla más.

Nuestra recomendación. Una crema con activos potenciadores de la hidratación garantizará el confort cutáneo y un ‘efecto relleno’ las 24 horas.

40: La prioridad es suavizar las arrugas

Los mínimos. La piel se vuelve más fina y menos elástica por la pérdida de colágeno. Consecuencia: las arrugas se notan más. Necesitas más hidratación y un mayor aporte de principios activos para nutrirla. Alíate con cremas y limpiadoras que contengan ingredientes hidratantes básicos, como glicerina y ceramidas. Otro must es la protección solar, ya que las células son más vulnerables a la radiación. La piel (madura) tiene menos capacidad de respuesta y se daña rápidamente.

Los extras. Por la noche, confía en el retinol: Es la forma cosmética más activa de la vitamina A y la molécula de referencia en la lucha contra el envejecimiento.

Otra opción. Aplica un sérum antioxidante antes de la crema y darás a tu piel un chute doble de energía.

Nuestra recomendación. Las células muertas en la piel bloquean el trabajo de los cosméticos. Utiliza un exfoliante con ácido glicólico y reduce la inflamación con un sérum natural.

50: La prioridad es prevenir la flacidez

Los mínimos: Las vitaminas, aplicadas tópicamente, son la clave. Recomendamos usar un sérum antioxidante –sobre todo vitamina C– y encima una crema hidratante con retinol y protección 30 como mínimo. Por la noche, una nutritiva que estimule la renovación cutánea. En cuanto a higiene, opta por texturas cremosas. Las leches poseen poder de limpieza y no resecan la piel. Algunas incluso llevan sustancias reengrasantes.

Los extras. Los dermatólogos advierten que la tarde es el mejor momento para exfoliar la piel porque está más receptiva a absorber otros ingredientes terapéuticos (un peeling casero con hasta un 25% de alfahidroxiácidos es más que eficaz). Además, alíate con sérums con ácido hialurónico, el gran ‘rellenador’ de las arrugas.

Nuestra recomendación. Mima tu cuello con una crema específica que ejerza una acción tensora y de relleno. Aplícala mañana y noche dando un masaje de la barbilla al escote.

60: La prioridad es estimular el colágeno

Los mínimos. Si de joven el aceite era tu enemigo jurado, ahora es tu aliado. La razón: a esta edad la piel produce menos grasa y es importante retenerla para que mantenga su elasticidad. Hay que optar por cremas con una alta capacidad hidratante y emoliente, y aplicarlas de forma regular por la mañana y por la noche. Evita, además, limpiadoras que contengan detergentes o soluciones alcohólicas, sobre todo si tienes la piel seca o sensible. Busca en la letra pequeña los siguientes ingredientes: alfahidroxiácidos, urea a bajas concentraciones, antioxidantes y ácido hialurónico. Son los reyes antiedad.

Los externos. El uso de retinoides a concentraciones adecuadas según tu tipo de piel disminuye los efectos del envejecimiento y estimula la formación de colágeno. Los encontrarás en cremas, sérums y contornos de ojos.

Nuestra recomendación. Una crema completa (con soja y ácido glicólico) te servirá para la mañana y la noche.
 

Loading...