Acaba con la electricidad de tu pelo

Si estás harta de tener la melena encrespada y áspera, empieza a poner en práctica las rutinas que te proponemos

Acaba con la electricidad de tu pelo

17 de diciembre de 2016, 13:09

Aunque no lo creas, mantener bajo control el pelo encrespado no es imposible. Todo consiste en acertar al elegir los productos cosméticos que necesita y en aplicarlos bien.

Qué necesitas

Para el lavado. Busca champús con celulosas y siliconas (ciclosiliconas, por ejemplo) pues crean alrededor del cabello una especie de fina película que evita que el agua se escape del interior de la fibra capilar. Los champús muy hidratantes y de uso frecuente son los que evitan en mayor medida que el pelo se reseque aún más.

Para acondicionar. Te conviene usar siempre acondicionador, pues neutraliza las cargas negativas de la queratina en la superficie del pelo que hacen que la melena se elecrice cuando le pasas el cepillo. Alterna el acondicionador con una mascarilla (úsala por lo menos una vez a la semana). Estas aportan también ingredientes de carga positiva pero, además, incorporan siliconas o proteínas de arroz y trigo, que crean una película que retiene el agua; glicerina o urea entre otros ingredientes superhidratantes; ceramidas o aceites vegetales que nutren en profundidad... Si tus cabellos son muy finos, utiliza suavizantes sin aclarado: contribuyen a reducir el encrespamiento sin apelmazar. También puedes emplearlos como complemento de las mascarillas si has sometido a tu pelo a demasiados tintes o mechas.

El lavado perfecto

Cuando el cabello tiende al encrespamiento, no debe lavarse más de tres veces por semana y si es posible pasar con dos, mejor aún. Tampoco utilices agua muy caliente al hacerlo. Si no tienes en cuenta estas dos recomendaciones, eliminarás demasiados lípidos de la superficie de tu pelo y quedará aún más áspero.

Cuando apliques el acondicionador con aclarado, debes trabajarlo bien con las manos o con un peine de púas anchas. Recuerda aplicarlo solo de medios a puntas.

Al acabar, deshumedece el pelo envolviéndolo suavemente en una toalla de microfibra. Evita frotarlo o levantarás y romperás las cutículas, con lo que multiplicarás el efecto encrespado.

Cuando el pelo ya no esté tan mojado, aplícale un producto antiencrespamiento. No lo hagas directamente sobre el pelo o quedará apelmazado. Mejor ponlo en las palmas de la mano, frótalas entre ellas y luego extiéndelo por el pelo, sobre todo en las capas más externas.

Un acabado sedoso

Una vez el pelo esté seco (mejor si evitas el secador o utilizas el aire frío), aplica unas gotas de sérum en las puntas. Si te pasas las planchas (no las mantengas fijas en la misma zona del pelo durante más de 5 segundos), usa el sérum después. Un poco de aceite capilar también puede resultar efectivo.

Para peinar, utiliza cepillos con cerdas de pelo natural de jabalí.

Loading...