5 dudas sobre la extración de las muelas del juicio

Debe plantearse si hay dolor o desplazamiento de dientes

¿Y tú qué opinas?

Boca, dientes, muela, sonrisa, labios

8 de junio de 2015, 17:19

Si tu dentista te ha dejado caer que quizás deba sacar las tuyas, puede que ahora mismo te estés preguntado, incluso con cierto temor, si en tu caso es la mejor opción.

1. ¿Cuándo se tienen que extraer?

No debe hacerse sistemáticamente,  solo cuando genera problemas: provoca dolor intenso, se infecta de forma repetida o tiene varias caries. También si se observa riesgo de que aparezca un quiste o afecte a los dientes adyacentes, por ejemplo desplazándolos de su posición correcta. A veces la muela no llega a 'nacer' nunca y no hay que quitarla porque no da problemas.

2. ¿Por qué a veces se sacan antes de que salga?

El especialista suele hacer una ortopantomografía (una prueba de imagen) para ver cómo está colocada la muela y puede descubrir, por ejemplo, que hay un quiste o una infección alrededor de ella por debajo de la encía; o que no ha 'salido' porque está inclinada hacia los lados, empujando los demás dientes, o porque otra pieza obstruye su salida... Cuando está claro que su progresivo crecimiento va a dar problemas, se decide extraerla.

3. ¿No sería mejor esperar?

Ante la menor sospecha de que su evolución puede acarrear dificultades, es mejor extraerla sin demora pues se ha constatado que, cuanto más edad se tiene, mayor número de complicaciones se dan tras la extracción de este tipo de molar: inflamación del hueso donde se asienta, infecciones, sangrado gingival...

4. ¿De qué otras cosas depende la recuperación?

Las posibles complicaciones dependen de los cuidados tras la extracción, aunque también influyen factores personales. Por ejemplo, se sabe que las mujeres que han tomado durante un tiempo prolongado anticonceptivos orales pueden tener mayor riesgo de complicaciones.

5. ¿Influye el momento del ciclo menstrual?

Parece ser que sí está relacionado. Científicos canadienses observaron que si la extracción dentaria se producía entre los días 9 y 15 del ciclo menstrual, el riesgo de presentar náuseas o vómitos después de la extracción era mayor que si esta se realizaba entre los día 1 y 8 del ciclo, o bien, entre el 16 y el final del ciclo.

Cómo evitar complicaciones

Si ya tienes fecha para la extracción, recuerda seguir estas pautas pautas los días posteriores:

  • Evita los focos de calor. El calor facilita la inflamación y con ello la infección. Por tanto, se recomienda poner varias veces al día hielo envuelto en una toalla un par de minutos sobre la zona. También hay que evitar las comidas muy calientes.
  • No hagas enjuagues. Al quitar la muela, el hueco que queda es ocupado por un coágulo sanguíneo y hay que evitar que este se desprenda porque “tapona” la herida y facilita su cicatrización. Evita los enjuagues durante las primeras 24 horas.
  • No fumes ni bebas alcohol.  El alcohol interactúa con los fármacos que debes tomar y el tabaco aumenta la temperatura de la zona (lo que puede disolver el coágulo) y contiene multitud de tóxicos, que facilitan la infección.