15 ideas deliciosas para picar ¡sin que te pese!

Descubre la mejor manera de caer en la tentación sin ganar un gramo

15 ideas deliciosas para picar ¡sin que te pese!

26 de junio de 2015, 08:49

1. Pipas, un tesoro antiedad. Las pipas de girasol, traídas desde México por los conquistadores españoles, son un potente elixir antienvejecimiento gracias a su composición. Contienen vitamina B1 y la antioxidante vitamina E. Además aportan selenio, fósforo, ácido fólico, magnesio y hierro, así como grasas cardiosaludables. Una ración de 20 g de pipas peladas sin sal te aporta solo 140 kcal.

2. Dátiles con jamón. Solo tres pequeños dátiles con un poco de jamón te dejarán saciada hasta la siguiente comida, y lo que es mejor, de muy buen humor gracias al litio de los dátiles y las vitaminas del grupo B del jamón.

3. Stop anemia: zumo de tomate y berberechos. Los berberechos son superligeros (apenas te aportan 50 kcal), saciantes, muy bajos en grasa, y lo que es más importante, ricos en hierro hémico, es decir, del más asimilable. Pero además, al tomarlos junto con el zumo de tomate, rico en vitamina C, tu cuerpo aprovechará aún mejor este hierro.

4. Queso curado de cabra. El queso resulta delicioso, fácil de comer y encontrar en cualquier nevera. Una tentación difícil de resistir. Rico en grasas y sal, casi todas las dietas de adelgazamiento lo destierran. La próxima vez que te apetezca darte el gustazo opta por el queso curado de cabra, porque es menos graso y sigue teniendo un intenso sabor.

5. Palomitas caseras. Pon una sartén al fuego con un chorrito de aceite de oliva, cuando esté bien caliente añade 20 g de maíz, una pizca de sal y tapa. Ve moviendo la sartén y apágala cuando los 'pops'  suenen cada menos de 2 segundos. Un tentempié delicioso que te ayudará a combatir el estreñimiento.

6. Las aceitunas cuidan tu corazón. Una ración de 40 g, una latita de aceitunas sin hueso, suponen solo 67 kcal y una cantidad considerable de calcio, vitamina E, antioxidantes, fibra y grasas tan buenas como las del aceite que se extrae de ellas. Las verdes son más ligeras que las negras.

7. Batido 'relajante' de plátano. Antes de irte a dormir, puedes tomar un rico batido de leche desnatada y plátano mediano. Será tu última dosis de calcio y te ayudará a tener un sueño tranquilo y reconstituyente gracias a la mezcla de los hidratos de carbono que aporta el plátano con el aminoácido triptófano de la leche. ¡Y son solo 100 kcal!

8. Huesos fuertes con horchata. Los lácteos son la fuente de calcio más conocida, pero no la única. La horchata, por ejemplo, es rica en este mineral y además ayuda a disminuir el colesterol malo, evita las digestiones pesadas y los gases. Un vaso son 125 kcal.

9. Jamón ibérico. Si te apetece un poco de embutido no te cortes. El jamón ibérico es una opción muy saludable gracias a las grasas buenas que te aporta. Eso sí, escógelo siempre ibérico y de buena calidad, aunque es más caro, te ahorras 'trastornos' a la larga. Toma una ración de 30 g con un poco de pan.

10. Chocolate, fuente de placer ¡y de salud! Cuanto más se estudia, más beneficios se encuentran al chocolate: antioxidante, cardiosaludable, antiedad, antidepresivo... Eso sí, para obtener solo sus ventajas y no sus inconvenientes, tómalo puro (70% cacao) y no más de dos onzas al día.

11. Picoteo 'extrasaciante'. Los alimentos ricos en proteínas te ayudan a mantenerte satisfecha durante más tiempo gracias a la presencia de una hormona, la coleocistoquinina. Toma nota de estas ideas:

–Huevo duro: su textura lo hace ideal para llenar el estómago, tomado tal cual o como complemento para una ensalada o sopa.

–3 barritas de surimi: ricas en proteínas y muy bajas en calorías y grasas.

–Gelatina: es el postre estrella cuando se tiene mucho apetito y se quiere perder peso.

12. Frutas desecadas, las gominolas naturales. Las frutas naturales desecadas como los orejones, las fresas, pasas... tienen una textura parecida a las gominolas y un sabor muy dulce, pero sin ninguna grasa. Toma como máximo 25 g.

13. Neuronas fuertes con salmón. Un mini de salmón (190 kcal) supone una fantástica merienda que alimentará tus neuronas. Además, gracias a su riqueza en ácido omega 3, protegerá tu corazón y aumentará tus defensas. Si el pan es de cereales o integral estarás alimentando, también, tu buen humor.

14. Comer 25 almendras te facilita la dieta. Todos los estudios lo confirman, los frutos secos ayudan a perder peso y mejoran la respuesta del organismo cuando nos ponemos a dieta. Con 25 almendras con piel (171 kcal) te sentirás muy saciada y además tus huesos recibirán una dosis de calcio.

15. Yogur con fruta, piel bonita. La fruta proporciona vitaminas y otros antioxidantes que ayudan a cuidar la piel desde dentro. El yogur por su parte te proporciona una buena dosis de calcio que te ayuda a metabolizar mejor las grasas.

Loading...