Fácil de hacer

Una tarta sin horno

¿Y tú qué opinas?

Una tarta sin horno

19 de agosto de 2014, 08:00

Si quieres una tarta que puede hacerse sin horno y resulta muy refrescante, apunta:

Calienta 60 gramos de azúcar y 50 ml de agua, retira cuando hierva y añade 4 hojas de gelatina remojada en agua fría muy escurrida. Remueve hasta que se funda.

Mezcla 250 gramos de queso blanco para untar light, 2 yogures desnatados y 3⁄4 partes de la gelatina de limón. Monta 2 claras a punto de nieve firme e incorpóralas. Vierte en un molde desmontable. Cubre con la gelatina restante disuelta en 50 ml de agua caliente. Deja cuajar 4 horas en la nevera, desmolda y sirve.

 

Lo más visto