Fácil y económica

Macarrones gratinados con tomate y bacon

Macarrones gratinados con tomate y bacon

3 de octubre de 2016, 08:00

4 per. 35 min.

300 g de macarrones
500 g de tomate triturado
175 g de lonchas gruesas de beicon
2 cebollas
½ l de leche
1 hoja de laurel
1 nuez de mantequilla
2 cucharadas de harina
100 g de queso rallado
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
Nuez moscada

Limpia el beicon y pártelo en tiras. Saltéalo con unas gotas de aceite, hasta que se dore, y déjalo escurrir. Pela y pica las cebollas; sofríelas 5 minutos en una sartén con 2 cucharadas de aceite. Añade el tomate y el laurel lavado, y cuece 20 minutos más.
Cuece los macarrones en agua salada hasta que estén al dente y escúrrelos. Rehoga la harina en la mantequilla. Agrega la leche en un hilo, removiendo, y cuece 2 minutos. Salpimienta, añade una pizca de nuez moscada, mezcla y retira del fuego.
Mezcla la pasta con la salsa de tomate y ponla en una fuente refractaria. Cúbrela con la bechamel y espolvoréala con el queso. Gratínala hasta que se dore la superficie y sírvela.

El truco: para que la pasta no quede demasiado blanda después de gratinarla, es importante que se haya cocido al dente.

Noticias relacionadas

Loading...