Fácil y económica

Lasaña fría de pollo con tomatitos

Lasaña fría de pollo con tomatitos

1 de febrero de 2016, 08:00

4 per. 35 min.

  • 12 placas de lasaña
  • ½ kg de filetes gruesos de pechuga de pollo
  • 25 tomatitos cereza
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla grande
  • 3 ramitas de perejil
  • 4 cucharadas de alcaparras en vinagre
  • Aceite de oliva
  • 2 ramitas de perejil
  • Sal
  • Pimienta

Pela el ajo y la cebolla y pícalos. Lava los tomates y córtalos en rodajitas. Limpia los filetes de pollo de posibles restos de ternillas y grasa. Lávalos, sécalos con papel de cocina y salpimiéntalos. Lava y seca las ramitas de perejil, reserva unas hojas y pica finas las demás.
Calienta 2 cucharadas de aceite en una sartén grande y sofríe la cebolla y el ajo durante 4 o 5 minutos. Agrega los tomates y las alcaparras bien escurridas, salpimienta ligeramente y saltea durante 2 o 3 minutos. Espolvorea con un poco del perejil picado y aparta del fuego.
Cuece las placas de lasaña en abundante agua salada según las instrucciones del envase. Refréscalas con agua fría y extiéndelas sobre un paño. Dora las pechugas de pollo en una sartén o una plancha con unas gotas de aceite, 3 minutos por cada lado. Retíralas, córtalas en tiritas y mézclalas con el salteado de tomates y alcaparras.
Monta la lasaña alternado láminas de pasta con la preparación anterior. Termina con un poco de relleno, riega con un hilo de aceite, espolvorea con perejil y decora con las hojas reservadas.

El truco: puedes hacerla más cremosa si le añades un poco de besamel al relleno.

Noticias relacionadas

Loading...