Ideas para triunfar

Lacitos de pasta con tomate y mariscos al vino blanco

Lacitos de pasta con tomate y mariscos al vino blanco

11 de julio de 2015, 08:00

4 per. 45 min.

  • 350 g de lacitos de pasta
  • 8 gambas
  • 8 cigalas
  • 500 g de mejillones
  • 1 calamar mediano
  • 3 tomates
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 ramita de perejil
  • 1 vasito de vino blanco
  • 1 limón
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Pela los tomates, córtalos por la mitad, retira las semillas y corta la pulpa en dados. Pela y pica la cebolla y los ajos. Lava el limón; corta una tira larga de piel y resérvala. Limpia el calamar, lávalo, corta el cuerpo en anillas y trocea las patas. Limpia los mejillones bajo el chorro de agua fría: elimina las barbas y retira las adherencias de las conchas frotándolos con un cepillito. Lava el perejil, sécalo y pica finas las hojitas.
En una cazuela calienta 1 cucharada de aceite, añade la cáscara de limón y déjala 1 minuto para que el aceite adquiera su aroma. Retira del fuego y deja enfriar. Coloca de nuevo la cazuela al fuego y añade los mejillones. Tapa y cuece durante 4 minutos, removiendo varias veces durante ese tiempo; retíralos y desecha los que no se hayan abierto.
Lava las gambas y las cigalas. Calienta 1 cucharada de aceite en una sartén y saltea las primeras 1 minuto por cada lado. Salpimienta y retira. Agrega otra cucharada de aceite a la sartén y repite la operación con las cigalas. Añade otras 2 cucharadas de aceite a la sartén y rehoga la cebolla 10 minutos. Incorpora las anillas y las patas de calamar, con el ajo, y sofríe 4 minutos más. Riega con el vino, déjalo evaporar a fuego vivo 2 minutos y agrega el tomate. Incorpora las gambas, las cigalas y los mejillones, y cocina otros 2 minutos.
Cuece la pasta en agua salada el tiempo que indique el fabricante. Escúrrela bien, mézclala con la preparación de la sartén, espolvorea con perejil y sirve caliente.

El truco: para pelar los tomates fácilmente, practica dos cortes en forma de cruz en la base de los tomates y escáldalos en una cazuela con agua hirviendo durante 2 minutos. Escúrrelos, refréscalos bajo el chorro de agua fría y verás que la piel sale sola.

Noticias relacionadas

Loading...