Clásicos renovados

Ensaladilla rusa con cangrejo

¿Y tú qué opinas?

Ensaladilla rusa con cangrejo

30 de abril de 2015, 08:00

4 per. 55 min.

 

  • 400 g de patas de cangrejo congeladas
  • 8 palitos de surimi
  • 3 patatas medianas
  • 150 g de judías verdes
  • 50 g de guisantes congelados
  • 2 zanahorias
  • 100 g de aceitunas verdes deshuesadas
  • 2 huevos
  • Unos tallos de cebollino
  • Sal
  • Para la mahonesa:
  • 1 dl de aceite de oliva
  • 1 dl de aceite de girasol
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de vinagre
  • Sal


Pelar las patatas y cortarlas en daditos de 1 cm de lado. Rascar las zanahorias y cortarlas primero en bastoncitos y después en dados del mismo tamaño que las patatas. Picar las aceitunas reservando ocho enteras para la decoración. Picar finamente el surimi.

Cocer los huevos en un cazo con agua hirviendo durante 10 minutos. Refrescarlos y pelarlos bajo el chorro del grifo. Partirlos y picar la clara finamente. Pasar las yemas cocidas por un colador de malla fina para que quede un polvo granulado.

Lavar las judías, despuntarlas y cortarlas en bastoncitos de 1 cm. Cocerlos en una olla con agua hirviendo salada durante 4 minutos. Escurrirlas y reservarlas.

Llevar a ebullición abundante agua salada en una cazuela y, cuando rompa a hervir, añadir los guisantes y las patatas. Cocerlos durante 7 minutos a partir del momento en que vuelva a arrancar el hervor. Cuando falten 5 minutos, añadir los daditos de zanahoria. Refrescar todas las verduras en un colador bajo el chorro del grifo y escurrirlas.

Colocar las patas de cangrejo en una cazuela con agua hirviendo salada durante 10 minutos y cocerlas. Dejarlas enfriar, pelarlas y desmenuzar la carne.

Preparar la mahonesa en el vaso de la batidora batiendo el aceite con el huevo, una pizca de sal y un chorrito de vinagre.

Disponer las verduritas en una ensaladera y agregar las judías verdes, el surimi, las aceitunas, las claras y la carne de cangrejo. Añadir la mahonesa y mezclar.

Repartir la ensaladilla en los platos formando pequeños timbales con ayuda de un aro. Decorar con un poco de carne de cangrejo, las yemas de huevo ralladas y unos tallos de cebollino. Servir la ensaladilla bien fría.

El truco: tras cocer las judías, refréscalas en un colador bajo el chorro del grifo para detener la cocción y fijar su color.