Cocina de Navidad

Besugo al horno sobre pasta brick con aceite de hierbas

Besugo al horno sobre pasta brick con aceite de hierbas

30 de diciembre de 2016, 08:00

4 per. 55 min.

1 besugo limpio de 1 kg 200 g
4 láminas de pasta brick
1 cucharada de mantequilla
2 cebollas
1 limón
1 vasito de vino blanco
1 cucharada de pan rallado
6 cucharadas de aceite de oliva
4 dientes de ajo
Pimienta blanca
Sal
Para el aceite de hierbas:
4 cucharadas de aceite de oliva
1 ramita de eneldo fresco
Unos tallos de cebollino

Lava el eneldo y el cebollino; pícalos finos y reserva una parte para decorar. Mezcla el resto con el aceite y deja macerar 3 horas para que tome el sabor.
Precalienta el horno a 180º. Corta las láminas de pasta brick en 8 rectángulos de unos 7 x 12 cm. Funde la mantequilla y pincélalos ligeramente con ella. Hornéalos, por tandas, durante unos 8 minutos, hasta que estén crujientes y dorados.
Lava el pescado y sécalo con papel de cocina. Practica 3 cortes en diagonal en el lomo y salpimiéntalo por dentro y por fuera.
Pela las cebollas y córtalas en rodajas muy finas. Calienta 2 cucharadas de aceite en una sartén y rehógalas 10 minutos. Salpimiéntalas y disponlas en una fuente de horno engrasada con 1 cucharada de aceite. Lava, seca y corta en rodajas el limón.
Dispón el besugo encima e introduce una rodajita de limón en cada corte. Rocíalo con el aceite restante y espolvoréalo con el pan rallado. Añade los ajos, lavados y sin pelar, y ásalo a 200º 25 minutos. Cuando falten unos 10 minutos para finalizar la cocción, riégalo con el vino.
Retira la fuente del horno y deja templar el pescado. Elimina la piel, separa los lomos y las ventrescas, y parte la carne en lascas. Superpón los rectángulos de pasta brick, de 2 en 2, en una fuente refractaria, y coloca encima el pescado y la cebolla.
Aliña los rectángulos ligeramente con el aceite aromatizado y añade una pizca de sal y otra de pimienta. Hornéalos 2 minutos, también a 180º, y repártelos en 4 platos. espolvorea con las hierbas reservadas y sirve enseguida.

El truco: en crudo, la pasta brick se reseca enseguida, por lo que hay que pincelarla con mantequilla. Luego, se humedece y rompe con facilidad; por eso conviene superponer siempre dos capas.

Noticias relacionadas

Loading...