Por el bien del pequeño

El valor de Ángel Cruz, que durmió ocho noches con la asesina de Gabriel

El padre de Gabriel disimuló durante más de una semana con la esperanza de encontrar a su hijo con vida

1 / 9

1 / 9

Ángel Cruz tuvo que dormir ocho noches con la asesina de su hijo Gabriel

2 / 9

Siempre a su lado

3 / 9

Protagonista para disimular

4 / 9

El momento en que cambió todo

5 / 9

Su cambio de actitud

6 / 9

Ella le 'persigue'

7 / 9

La evita

8 / 9

Siguió disimulando

15 de marzo de 2018, 13:56 | Actualizado a

Patricia y Ángel Cruz han demostrado ser todo un ejemplo durante los 13 días que duró la búsqueda de su hijo Gabriel. Pedían a quien lo tuviera que lo devolviera, que no se llamara al odio y que no tomarían represalias. Hoy, tras haber encontrado al pequeño sin vida y haber detenido a Ana Julia Quezada, la asesina confesa del niño y ex pareja de Ángel, siguen mandando ese mensaje, pero apreciamos el enorme esfuerzo que hicieron ambos por disimular ante la que era la principal sospechosa de haber retenido a su hijo.

Ángel Cruz, el padre del pequeño de 8 años asesinado en Las Hortichuelas, Níjar (Almería), tuvo que soportar y guardarse para sí la rabia, el miedo, el dolor y el enfado de tener muy cerca a la que hoy la Guardia Civil ya ha confirmado que es la asesina de Gabriel. Tal como ha explicado el coronel de la Guardia Civil en Almería en una rueda de prensa celebrada esta mañana, el cerco de la investigación se mantuvo siempre sobre la familia y Ana Julia era una de los sospechosos principales. Una línea de investigación que se vio reforzada cuando la dominicana 'encontró' una camiseta del pequeño el pasado sábado 3 de marzo.

Relacionado con esta noticia

Hacía apenas 5 días que Gabriel estaba desaparecido y Ana Julia dijo haber hallado una prenda del pequeño que la Guardia Civil no tenía registrada, seca (tras haber llovido) y en una zona que ya había sido peinada por los equipos de investigación. Así fue como la policía y también los padres del pequeño reafirmaron sus dudas hacia la ahora ex pareja de Ángel Cruz. Y todo cambió.

En cada aparición pública, Ángel y Patricia empezaron a pedirle "a esa persona" que le devolvieran a su hijo, pedían perdón si habían ofendido a alguien, prometían no tomar represalias. Todo se lo decían a Ana Julia, pero sin mencionarla. Siguiendo el consejo de los investigadores, Ángel tuvo que seguir conviviendo con la mujer que él sospechaba que tenía retenido a su hijo. De ese modo, creían que Ana Julia se derrumbaría, que devolvería al pequeño sano y salvo. Su padre fingió y se dejó querer, besar y abrazar en público y en privado por su pareja y su Judas, pero de una forma distinta. Él ya no la buscaba, evitaba mantenerla a su lado como en los primeros días y se centró en Patricia, su exmujer.

Esta mañana, la Guardia Civil y la Unidad Central Operativa (UCO), cuerpo que se encargó del caso de Gabriel, han comparecido en una rueda de prensa para explicar cómo se desarrollaron las investigaciones y las conclusiones que se han sacado finalmente. Según creen, Ana Julia actuó sola y, probablemente, por celos, a pesar de que todavía no se conoce el móvil claramente.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?