Se merecen un aplauso

El temporal les deja atrapados dentro del tren y montan una fiesta

Se hicieron amigos, cantaron canciones y compartieron la experiencia en 'Facebook'

1 / 7

1 / 7

1. tren.   Un tren de Londres queda atrapado bajo la nieve

2 / 7

4. tren. 2.	Los pasajeros se hacen amigos

3 / 7

3. tren. Bromeando sobre la situación

4 / 7

5.t . No todo fue tan bonito

5 / 7

2. tren. Eran el vagón feliz

6 / 7

tren. Su historia se ha hecho famosa

3 de marzo de 2018, 08:00 | Actualizado a

La tormenta Emma ha causando estragos por todo Europa imposibilitando a muchos desplazarse de manera habitual. Precisamente esta semana, un tren que iba de London Waterloo a Poole se veía obligado a parar en mitad de su trayecto por la nieve. Ante la situación muchos habrían entrado en cólera, pero no fue así para Nicky Marcelin-Horne y su compañero de trabajo Ralph Barrett.

Y es que tal y como relató la joven a través de su cuenta de Facebook, todos los pasajeros del vagón se tomaron la situación de la mejor forma posible y dedicaron el tiempo de espera a conocerse los unos a los otros, divertirse, jugar a juegos e incluso cantar canciones para pasar el rato. A través de la red social se pueden ver varios vídeos en los que se aprecia como no paran de bromear.

Relacionado con esta noticia

El peor momento de esta aventura fue cuando el tren tuvo que apagar las luces porque no le quedaba energía. Era entonces cuando, totalmente a oscuras, el nuevo grupo de amigos se ponía a cantar ‘Cumpleaños feliz’, como de si una fiesta se tratara. Hasta el conductor del tren acabó uniéndose a ellos.

Aún así los pasajeros lo pasaron mal. En uno de sus últimas publicaciones Nicky explicaba que no había nada alrededor para ir a pasar la noche. “No hay agua, no hay comida. Cuanto más tiempo pasamos aquí, más frío hace y los otros trenes no pueden moverse. Debemos tuitear las noticias para que alguien pueda hacer algo. Esto es una locura.”

Al día siguiente relataba la situación a los medios del país. “Éramos alrededor de 20 personas en un vagón y había otro con más gente. Nosotros éramos el vagón feliz, cantando e intentando mantenernos distraídos. Era un buen grupo de personas”. Y añadía: “Pero todos estábamos preocupados. Fue aterrador”.

Por suerte, el convoy conseguía retomar el trayecto y llegaban a casa a las 3:30 de la madrugada, habiendo pasado diez horas atrapados en el tren.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?