Detenido desde el pasado viernes

El presunto asesino de la asturiana Paz Fernández ha confesado su crimen

Esta tarde la juez ha dictado orden de prisión provisional, comunicada y sin fianza

1 / 5

1 / 5

Paz, tatuada. Ha confesado el crimen

2 / 5

Javier Ledo. Se mantenía firme

3 / 5

Paz Fernández y Javier ledo. "Una relación puramente de amistad"

4 / 5

Tres asturianas desaparecidas en 18 días. Prisión sin fianza

12 de marzo de 2018, 17:30 | Actualizado a

Javier Ledo, era arrestado el pasado viernes como principal sospechoso de la asesinato de Paz Fernández, la mujer asturiana cuyo cuerpo fue encontrado el pasado martes en las aguas del embalse de Arbón. Según han informado fuentes cercanas al caso, ayer Ledo acababa por asumir el crimen ante los agentes y les aportaba nuevas pistas para la investigación.

Hoy el acusado ha estado desde las 7:30 de la mañana en los Juzgados de Luarca, donde tenía que ratificar su declaración ante la titular del Juzgado de Primera Instancia. Después de más de seis horas de declaración la juez ha dictado prisión provisional, comunicada y sin fianza y se le acusa de asesinato con agravante de género.

Relacionado con esta noticia

Ledo ha sido el principal sospechoso desde el primer momento, por ser la última persona que había visto a Paz con vida. Sin embargo, él se había declarado inocente siempre, había concedido entrevistas a los medios para explicar su versión de los hechos y no había parado de compartir imágenes en sus redes pidiendo justicia para Paz. Durante el fin de semana la Guardia Civil ha realizado varios registros en los domicilios que frecuentaba. Los agentes se llevaron varios objetos y ropa de la vivienda, en la que se encontraron muestras de sangre.

Ledo estuvo con la víctima hasta las 18h del pasado 13 de febrero. El detenido conservaba las conversaciones de whatsapp que tuvo ese día con la mujer y explicó la había notado preocupada e intranquila. Con el fin de tranquilizarla la había invitado a cenar a casa, cita a la que dijo que no acudió. Además aseguraba que los problemas que había tenido para caminar le impedían conducir un coche como el que había empleado el asesino, algo que los agentes enseguida descubrieron que era falso.

Ahora todo apunta a que la víctima sí que habría asistido a la cita. La autopsia confirmaba días antes que la gijonesa había sufrido una muerte violenta y que mostraba signos de resistencia durante el ataque.

A Ledo también se le ha relacionado con robos en la zona, uno de los más sonados era el asalto en el domicilio de una mujer de unos 90 años, a la que le puso un cuchillo en el cuello. Un suceso que los agentes no pudieron resolver por falta de pruebas. Además, parece ser que su ex mujer también había pedido a través de sus abogados que le encarcelaran por haber recibido amenazas de muerte.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?