"Fue mi error y lo siento"

La pregunta que dejó mudo a Mark Zuckerberg en el Congreso de EE.UU

El CEO de Facebook testificó este martes ante el Congreso estadounidense y pidió perdón por la fuga masiva de datos a Cambridge Analytica

La pregunta que dejó a Mark Zuckerberg sin palabras

11 de abril de 2018, 11:28 | Actualizado a

Este martes 10 de abril, el creador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, testificaba por primera vez ante el Congreso de los Estados Unidos para responder por el escándalo que salía a la luz la semana pasada: Facebook había vendido los datos de casi 90 millones de usuarios de la red social a la consultora Cambridge Analytica, vinculada a Trump y al Brexit. En la comparecencia, que duró cinco horas, Zuckerberg terminó admitiendo lo sucedido después de que un senador le hiciera una pregunta que le dejara casi sin palabras.

"Señor Zuckerberg, ¿le importaría compartir el nombre del hotel en el que se alojó anoche?", le preguntaba de repente el senador demócrata Dick Durbin al máximo responsable de CEO. Zuckerberg, no pudo hacer más que sonreír y titubear antes de decir "em... No", evidentemente sorprendido y ante las risas de toda la sala. "Si usted intercambió mensajes con alguien esta semana, ¿le importaría compartir el nombre de esas personas?", añadió Durbin. De nuevo, el empresario se negaba a contestar a esa pregunta "en público".

Con ello, el político consiguió llegar hasta donde pretendía: que el derecho a la privacidad de las personas es muy importante y que Facebook la ha violado. "Creo que de eso trata todo esto. Su derecho a la privacidad, los límites de su derecho a la privacidad y cuánto regala (Facebook) de esa información bajo la premisa de 'conectar a las personas en todo el mundo'. La cuestión, básicamente, es: ¿qué información está recogiendo Facebook? ¿A quién se la está enviando? ¿Me han pedido permiso previamente para hacerlo? ¿Eso es algo que un usuario de Facebook puede esperar?", reflexionaba el senador.

El vídeo de este momento en el que Zuckerberg se queda prácticamente mudo, entre la espada y la pared, se ha hecho viral en redes sociales, sobre todo en Twitter. El responsable de Facebook admitió que había cometido un error y explicó que se aplicarán nuevas medidas para que el usuario tenga un mayor control sobre su privacidad. "Lo siento", dijo el CEO.

Al escándalo con la consultora Cambrige Analytica también se sumaba la difusión de propaganda, en esta misma red social, durante las elecciones de 2016. Los anuncios fomentaban la división política en Estados Unidos y fueron pagados desde Rusia. Según Facebook, dichos anuncios llegaron a 10 millones de usuarios. "Hay gente en Rusia cuyo trabajo es intentar explotar nuestros sistemas. Esto es una carrera de armamento", dijo Zuckerberg ayer, insistiendo en una regulación de protección de datos.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?