Una valiosa lección de solidaridad

Un niño renuncia a sus regalos de Comunión y recauda 7.000 euros para Manos Unidas

El pequeño pidió a sus familiares que, por su Primera Comunión, hicieran un donativo para una causa solidaria en la que participa

13 de febrero de 2018, 12:46

A veces los más pequeños nos sorprenden dándonos lecciones de valores que no nos habíamos dado cuenta que habíamos perdido. Un vivo ejemplo de ello ha sido el caso de Rubén, un niño valenciano de 9 años que transformó su primera comunión en un acto dedicado a ayudar a los demás hasta el último detalle, pensando lo que menos en sí mismo, y terminó recaudando 7.000 euros para otros niños necesitados.

Según ha informado la agencia de noticias de la Archidiócesis de Valencia (AVAN), Rubén tomó la decisión de renunciar a los regalos de su Primera Comunión, ceremonia en la que se suele colmar al niño de obsequios materiales y juguetes. Sin embargo, con la ayuda de su madre, Rubén decidió que esta sería una oportunidad para transformar la vida de otros niños que no tienen lo mismo que él. En concreto, las de las 60 niñas huérfanas que viven en una casa de acogida en Guwahati, India, gestionada por la ONG Manos Unidas.

Relacionado con esta noticia

"Gracias a Dios tengo todo lo necesario, así es que he pensado que si queríais hacerme un regalo por este día, podéis darle mucho más fruto, haciendo una donación anónima para un proyecto de Manos Unidas en el que estoy colaborando", escribió Rubén en una carta de su puño y letra que mandó por Whatsapp a todos sus familiares junto con las invitaciones a la ceremonia y el tríptico del proyecto solidario. El pequeño escogió de primera mano el proyecto en el que quería invertir las donaciones después de asistir a una delegación de dicha ONG junto a su madre, Amparo García.

Cuál fue la sorpresa de la familia cuando los asistentes a la Comunión les fueron entregando sobres con dinero en efectivo. En total, ¡terminaron recaudando 7.000 euros! Un dinero que donarán a Manos Unidas satisfechos y humildes. "Nos enviaron fotos del proyecto y pudimos ver a las niñas en la casa y eso le gustó mucho a Rubén", explica Amparo a AVAN. Con todo esto, la familia de Rubén ha querido enseñarle a apreciar el dinero y los bienes materiales. "Cuesta mucho esfuerzo ganar el dinero y que hay que utilizarlo correctamente, ni despilfarrarlo, ni tampoco acumularlo", añade la valenciana. De hecho, esta bonita idea es cosa de familia, ya que los primos del pequeño Rubén hicieron lo mismo en sus respectivas ceremonias de la Primera Comunión. Un gesto sencillo pero que significa muchísimo para personas con menos suerte.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...