Vista a diario

La letra que hemos visto millones de veces y sin embargo no sabemos escribir

La ‘g’ minúscula tiene dos versiones, pero muy poca gente es capaz de escribir ambas bien

1 / 6

1 / 6

2. letra. La más común

2 / 6

1. g. Segunda versión

3 / 6

Escritura. Un experimento

4 / 6

2. estudio letras. No nos lo enseñaron en la escuela

5 / 6

3. estudio letras. El problema

7 de abril de 2018, 08:00 | Actualizado a

Se trata de un estudio de la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, EEUU) y gracias a este se ha descubierto que algo de nuestro día a día nos pasa completamente inadvertido.

La letra ‘g’ tiene dos formas de escribirse y la mayoría de las personas lo desconocen. Sin embargo, si lo hacen son incapaces de escribir la segunda versión bien, que es la que acostumbramos a ver en los libros de texto y en los periódicos. Esta es la conclusión a la que han llegado los investigadores del estudio publicado en la revista Journal of Experimental Psychology: Human Perceptionand Performance.

Relacionado con esta noticia

¿Cómo son estas dos versiones de la ‘g’ minúscula?. La más popular y la que usamos cuando escribimos, es la que está formada por un circulo y un gancho colgado, la fácil. Sin embargo, la segunda, se forma con dos círculos unidos con un gancho a la izquierda. Esta es la que da más dificultades y la que vemos constantemente en tipografías como ‘Times New Roman’ o ‘Calibri’.

Para hacer el experimento, los investigadores pidieron a 38 adultos que enumeraran las letras del abecedario que tienen dos variedades minúsculas. De estos 38, solo dos nombraron la letra ‘g’ y de estos dos solo una supo escribirla correctamente.

Seguidamente pidieron a 16 voluntarios que leyeran en silencio un párrafo que contenía muchas letras ‘g’ de la versión menos popular y que pronunciaran en voz alta cada palabra con dicha letra. Una vez terminado el ejercicio, tenían que escribir la ‘g’ que acababan de ver y la sorpresa fue que la mitad escribió el tipo incorrecto y solo una persona fue capaz de escribir la ‘g’ que se le pedía.

Tal y como afirmaba el autor principal del estudio Michael McCloskey, "Creemos que si miramos un texto durante el tiempo suficiente, especialmente si tenemos que prestar atención a las formas de las letras, sabremos reproducirlas, pero nuestros resultados indican que no siempre es el caso".

Según este, lo que creen que pasa es que “aprendemos las formas de la mayoría de las letras porque tenemos que escribirlas en la escuela, pero la segunda versión de la letra 'g', que tiene una forma muy particular, no nos la han enseñado a escribir".

¿Dónde está el problema? El estudio demuestra algo tan simple como que nuestro conocimiento de las letras puede verse afectado cuando no las escribimos. Teniendo en cuenta que cada vez más usamos dispositivos electrónicos, no deja de ser preocupante la facilidad con la que podemos perder el hábito de escribir a mano. Ahora, los investigadores se preguntan si podría ir más allá y afectar a la lectura.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?