Desapareció hace más de 7 años

La juez ordena que se levanten las baldosas del 'súper' donde trabajaba una mujer desaparecida

La juez del caso ha ordenado investigar el Mercadona donde trabajaba María Piedad cuando desapareció las navidades de 2010

Más Sobre...

Trending

6 de marzo de 2018, 11:31 | Actualizado a

Hace ya más de 7 años que María Piedad García Revuelta, de 31 años y vecina de Boadilla del Monte (Madrid), desapareció después de una cena de Navidad con sus compañeros de empresa. Ahora, gracias a la insistencia de la familia, la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Móstoles ha ordenado a la Guardia Civil que investigue si hay restos de sangre en el supermercado donde trabajaba la desaparecida, un Mercadona de la zona.

María Piedad fue vista por última vez la madrugada del 12 de diciembre de 2010 en una cena de empresa en la que también estaba su ex pareja y padre de su hijo de ocho meses (por trabajar como encargado de mantenimiento en el mismo local), quien se ofreció a acompañarla a casa al terminar la celebración. Esto no gustó a sus compañeras, pero aun así María accedió. Sobre las cuatro de la mañana, una amiga de la desaparecida recibió un mensaje de él asegurando que la ha dejado en su domicilio, pero María Piedad nunca llegó a su casa.

Relacionado con esta noticia

Al saltar la alarma de su desaparición, al día siguiente, comienza la búsqueda por parte de la policía. Se centra la investigación en su ex pareja, quien asegura que no sabe nada de María Piedad. Sin embargo, huye y viaja a Madrid sin ser descubierto por la Guardia Civil y se ahorca tres días después en una torre de alta tensión de San Lorenzo del Escorial.

Actualmente, el caso de María Piedad se encuentra archivado. Por aquel entonces y durante años la Guardia Civil ha realizado numerosas batidas y rastreos por la zona del supermercado, decenas de pozos, fincas, polígonos industriales y cuevas de la zona próxima a la posición que tuvo el teléfono móvil de su ex pareja las horas próximas a su desaparición y antes de que él se quitara la vida. Se llegó a encontrar sangre de María Piedad en el río Guadarrama, y de su ex pareja en el almacén del supermercado en el que trabajaban ambos. Por eso, se peinó la zona por tierra y agua además de cribar la basura procedente de Boadilla en el vertedero de Pinto.

Ahora su familia ha insistido en que se levanten las baldosas que él dijo estar cambiando en ese almacén y por las que dijo haberse cortado con una radial, el día siguiente de la desaparición de María Piedad.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?