La envidia de muchos

Esta madre de 41 años asegura que dejó de envejecer a los 20

Shimmi Munshi es confundida muchas veces por la novia de su hijo

Más Sobre...

Trending Belleza

5 de mayo de 2018, 08:00 | Actualizado a

Se trata de Shimmi Munshi, una madre de Bolton, Inglaterra, que a sus 41 años aparenta tener 20. Tan excepcional es su caso, que son varios los medios que han querido entrevistarla para conocer el secreto de su juventud.

Relacionado con esta noticia

Y es que tal y como ha explicado ella misma, dejó de envejecer a los 20 años, después de tener a su primer y único hijo Ameen. Ahora, veinte años más tarde, ha pasado de ser confundida por la hermana mayor de su hijo, por su novia, algo que a él le ha costado aceptar. “Cuando era adolescente, no le gustaba toda la atención. Ahora tiene 20 años y se ha acostumbrado a los comentarios constantes sobre el aspecto de su madre. Creo que finalmente ha aceptado todo el alboroto”, explicaba la madre.

Su caso es del todo excepcional y su historia recuerda a la de Benjamin Button: “Cuando mis amigos empezaron a envejecer, parecía ir en la dirección opuesta, pero no tengo idea de por qué. Yo era una madre soltera, haciendo malabarismos con el trabajo y la maternidad, y cualquiera pensaría que el estrés podría haber empezado a manifestarse”. Sin embargo, cuando era joven le ocurría todo lo contrario, aparentando ser mayor, algo que acabó cuando paró de crecer.

Es por eso que la pregunta recurrente que le hacían las madres a la salida del colegio de su hijo era si se había sometido a algún proceso quirúrgico para parecer más joven, así como si usaba algún tipo de cremas o se había hecho algún tratamiento de belleza. “La verdad es que nunca me he sometido a ninguna operación estética. Mi rutina de belleza consiste en usar toallitas de bebé y cualquier crema hidratante que esté de oferta en el súper”. Además, asegura que también se cuida mucho bebiendo té verde y absteniéndose del alcohol y los cigarrillos. “Voy al gimnasio aunque no soy una fanática del fitness y bebo litros y litros de agua”. Munshi dice que rara vez se mira en el espejo y que realmente no piensa mucho en su aspecto.

¿A qué se debe pues este maravilloso físico? Parece ser que a la genética, puesto que según dice, sus padres también parecen mucho más jóvenes de de lo que son. “Me siento como la versión vieja de Peter Pan – la niña que nunca crece”, confesaba… ¡No le falta razón!

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?