SOS10 = 'sostén'

Una española inventa un 'sujetador invisible' contra sus complejos

SOS10 se compone de tiras adhesivas que sujetan el pecho y lo separan, una idea que Luisa tuvo al pensar en cómo dejar de sentirse acomplejada al llevar ciertas prendas

13 de mayo de 2018, 08:30 | Actualizado a

Hace unos años, Kim Kardashian revelaba al mundo cuál era su truco para mantener su pecho firme y sujeto cuando lleva esos escotazos hasta el ombligo. Una serie de esparadrapos le subían y recogían su gran busto para mostrarlo recogido sin que se viera ninguna tira ni sujetador. Este sencillo pero eficaz truco es muy parecido a la idea que ha tenido Luisa Mula, una ama de casa jienense que ha dado un giro de 180 grados a su vida gracias a su nuevo invento: un sujetador invisible.

Esta madre se sentía acomplejada por cómo había quedado su pecho después de varios embarazos y lactancias. Ponerse ciertos escotes la avergonzaba e incomodaba, ya que algunas prendas están diseñadas para no llevar ningún tipo de sujetador. Algo que supone un problema si has perdido elasticidad en esa zona o te da reparo que el pecho se vea algo más caído. Y así fue cómo pensó en crear 'SOS10' (pronunciado 'sostén'), un sujetador que se compone de tiras adhesivas que "no sólo eleva, que de esto hay mucho, sino que también separa y se trata de un adhesivo de grado médico", le explica Luisa a ABC.

Pero la carrera hasta convertirse en empresaria de su propia idea no ha sido tan sencilla. De una idea que nació en su casa y un prototipo más rudimentario, Luisa ha visto cumplido un sueño que nunca creyó que alcanzaría. "Yo no pensaba en ser empresaria pero creía que era una gran idea por ser sencilla, quise vender la patente y nadie estaba interesado. Y al resultar tan buen producto no quería relegarlo a un cajón tras haber luchado tanto por él", explica. Así se lanzó y, gracias a la eficacia de su buen producto y la historia tan común que hay detrás, está teniendo una muy buena acogida.

Una no-prenda que está consiguiendo que muchas mujeres dejen de rechazar y cubrir su cuerpo solo porque la industria de la moda entiende que ya no es apto para mostrarlo o lucir ciertas prendas. "No hay que desistir a ponerse lo que una quiere cuando quiera", dice Luisa.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?