Contra su estigmatización

Conchita Wurst se confiesa ante la amenaza de un exnovio: "Tengo VIH"

La ganadora del 59 festival de Eurovisión ha contado en su perfil de Instagram que es portadora de este virus, pero que se encuentra bien

1 / 6

1 / 6

Thomas Neuwirth ‘mata’ a Conchita Wurst. Conchita Wurst: "Tengo VIH"

2 / 6

Su "Espada de Damocles"

3 / 6

Tomando las riendas

4 / 6

conchita. Un paso contra la estigmatización

Lluis Bou

5 / 6

Conchita Wurst o cómo revolucionar el plató de OT. Ganadora de Eurovisión y un icono

16 de abril de 2018, 14:22 | Actualizado a

La ganadora de Eurovisión en 2014, la austriaca Conchita Wurst, ha revelado esta mañana que es portadora del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). Según ha explicado ella en su perfil de Instagram, se ha visto obligada a hacer pública esta información "irrelevante para la opinión pública" a causa de que su ex pareja la amenazara con desvelarlo por su cuenta.

"Ha llegado hoy el día de liberarme para el resto de mi vida de una espada de Damocles: desde hace muchos años tengo VIH", empezaba diciendo la intérprete de Rise like a Phoenix. Una información que Conchita considera privada y que de ninguna manera debería afectar a su vida pública, pero que se ve obligada a confesar a causa de la presión impuesta por una persona con la que mantuvo una relación sentimental.

"Un exnovio me amenaza con hacer pública esta información privada y yo no le daré a nadie el derecho de causarme miedo e intentar de esta manera tener influencia en mi vida", ha sentenciado Conchita quien, añade, considera que este tipo de cuestiones debe encargarse de hacerlas públicas "uno mismo". Por otro lado, ha confirmado que controla el virus gracias a la medicación que recibe desde hace tiempo y que ahora, al dejar de ser un secreto para la opinión pública, se encuentra "más fuerte, más motivada y liberada que nunca".

Relacionado con esta noticia

De hecho, la cantante explica que no desveló antes este dato para no preocupar a su familia. "Hubiese preferido haberles 'ahorrado' preocupaciones por el estado del VIH de su hijo, nieto y hermano", dice. Por otro lado, asegura que sus amigos más cercanos lo saben desde hace tiempo y que la tratan de forma totalmente imparcial.

Con este paso, además de romper el chantaje al que estaba siendo sometida por una persona de su pasado, Conchita quiere contribuir a la lucha contra los prejuicios que todavía sufren las personas con VIH y sida. "Espero dar ánimos [a otros en situaciones similares] y haber dado un paso más en contra de la estigmatización de las personas que se han infectado [con el virus del sida], ya sea a través de su propio comportamiento o sin culpa propia", escribía en su reflexión de Instagram.

Para finalizar, agradece a sus seguidores todo la comprensión que sabe que le brindarán sin juzgarla, como sí estaba haciendo su expareja. "¡Gracias por vuestro apoyo!", se despedía. Conchita Wurst es el alter ego del cantante y diseñador de 29 años Tom Neuwirth, un personaje que creó él mismo para luchar contra la discriminación del colectivo LGBT. A raíz de su victoria en el Festival de Eurovisión de 2014, Wurst se ha convertido en un símbolo de la lucha por los derechos de este colectivo.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?