Habla sobre el crimen de Gabriel

Ana Julia se confiesa a Ana Rosa Quintana a través de una carta

La asesina confesa del pequeño Gabriel Cruz ha escrito una carta a la presentadora dándole su versión del crimen

Más Sobre...

Trending

12 de abril de 2018, 11:09 | Actualizado a

La asesina confesa del pequeño de ocho años Gabriel Cruz, Ana Julia Quezada, ha escrito una carta dirigida a Ana Rosa Quintana en contestación a una que el programa le envió a esta previamente. En ella, la ex pareja de Ángel Cruz relata a la presentadora, según su versión, todo lo que sucedió en aquel 27 de febrero y los 12 días posteriores, en los que se buscó desesperadamente al niño hasta que es detenida.

Esta mañana del 12 de abril, 'El Programa de Ana Rosa' da a conocer en exclusiva una carta recibida y escrita por el puño y letra de Ana Julia Quezada. 25 días de entrar en la prisión del Acebuche acusada del asesinato de Gabriel Cruz, Ana Julia contesta en una misiva de dos folios y 58 líneas a las preguntas del equipo del programa sobre el asesinato del niño, la búsqueda, su engaño durante todo ese tiempo y su propia detención, en la que se recrea en detalles y reproches.

Relacionado con esta noticia

"Fue un accidente y siempre lo diré porque es la verdad", escribe la detenida en la primera de las cartas, donde habla de lo sucedido y confiesa que, efectivamente, acabó con la vida del niño. Eso sí, según ella, todo fue un accidente y no confesó debido al miedo. "Me asusté mucho y el miedo te bloquea y eso me pasó a mí", se excusa. ¿Pero por qué no confesó? Cuenta Ana Julia, que esa gran mentira se convirtió en algo que no supo controlar. "No fui lo suficientemente fuerte para contarle a mi pareja ni a nadie lo que había pasado y poco a poco me fui metiendo en una bola cada vez más grande, sé que no tengo excusa", escribe.

Ana Julia explica que no se encuentra "nada bien" en la cárcel, que está sufriendo y teniendo que tomar antidepresivos por, según ella, la cantidad de mentiras que se han contado sobre ella y lo mucho que ha hecho sufrir a su hija. La joven, residente en Burgos, ha sufrido acoso en la calle y varios ataques de ansiedad debido al estrés producido por lo sucedido.

En la misma línea, la asesina confesa decide pedir perdón "a la familia de Gabriel y a todas las personas a las que he hecho daño, no puedo hablar mucho por el secreto de sumario", dice con una caligrafía torpe pero, eso sí, con pocos tachones y con palabras muy meditadas. Su relato es el mismo que ha dado hasta ahora a la Guardia Civil, puede que siguiendo una estrategia judicial según apuntan los colaboradores del 'Programa de Ana Rosa'.

Ana Julia se empeña en dejar claro que aún ama a Ángel Cruz, el padre del niño y con quien durmió durante 12 días que duró su búsqueda, mintiéndole y consolándole noche y día. "Quité a la persona que amo lo más grande que uno puede tener, un hijo. A Ángel Patricia a todos, perdón", escribe desde su celda en la prisión almeriense. Pero, a pesar de todas sus disculpas cuando todavía no se ha resuelto el caso, en ningún momento habla sobre la pérdida del niño ni pide perdón por haber acabado con su vida.

Según han contado Ana Rosa Quintana y sus colaboradores, la primera de las dos cartas parece seguir una estrategia judicial dirigida a su defensa. Sin embargo, en la segunda habla de su detención y acusa a los investigadores y a las personas que quemaron un muñeco que simulaba ser ella de "más monstruos que ella". Habla de racismo y xenofobia respecto al juicio mediático que se le está haciendo. "Soy negra, cometí un delito sin querer, lo único que pido es que se me juzgue y se me trate como se me tiene que tratar en mi situación", dice al final de su segunda carta, aludiendo a su presunción de inocencia a la espera de una sentencia judicial definitiva.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?