Una cifra millonaria

Ana Julia Quezada tendrá que pagar los elevados costes de la búsqueda de Gabriel Cruz

El coste de la que fue "la mayor búsqueda coordinada de un desaparecido en España" podría alcanzar niveles de récord

1 / 5

1 / 5

Gabriel Cruz. Los gastos de la búsqueda

2 / 5

Todo tipo de dispositivos. La mayor búsqueda coordinada

3 / 5

4. Ana Julia. Una gran movilización

4 / 5

Gabriel Cruz, el niño de 8 años desaparecido en Níjar. Alto Riesgo

9 de abril de 2018, 13:09 | Actualizado a

El Juzgado de Instrucción número Cinco de Almería ha pedido a la Guardia Civil que realice un informe sobre el gasto que supuso el dispositivo de búsqueda de Gabriel Cruz, según han informado varios medios esta mañana. El resultado de este se usaría para pasarle posteriormente la factura a Ana Julia Quezada, autora confesa del crimen del menor.

Una labor que resultará sin duda compleja por la enorme cantidad de equipos que se movilizaron durante 12 días para encontrar al pequeño de ocho años. La cifra podría alcanzar niveles de récord y algunos apuntan que podría tratarse de un gasto millonario. Tal y como afirmó el teniente coronel José Hernández Mosquera, el responsable accidental de la Guardia Civil en Almería, el dispositivo que se formó fue “la mayor búsqueda coordinada de un desaparecido en España”.

Relacionado con esta noticia

Tal es así que este movilizó a 2.000 profesionales de las fuerzas de seguridad y unidades de emergencias y a 3.000 voluntarios que realizaron el rastreo de Las Hortichuelas, Las Negras, Rodalquilar y otros punto clave del parque natural Cabo de Gata –Níjar. Quezada no podrá cubrir todos los gastos con su patrimonio, por lo que se prevé que tenga que aportar en un futuro dinero de su propia economía.

Gabriel Cruz desaparecía el pasado 27 de febrero en el paraje de las Hortichuelas, Níjar. El menor, después de comer en casa de la abuela paterna, fue a jugar a la casa vecina de unos primos, a la que nunca llegó. Su desaparición conmocionó al país entero y el dispositivo de búsqueda se reforzaba a cada minuto que pasaba. Al tratarse de un menor, este era considerado ‘de Alto Riesgo’ y contaba con todos los recursos posibles. Tal y como informó en esos días David Domínguez, portavoz de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería, se utilizaron todos los métodos de rastreo posible: buzos, helicópteros, drones, voluntarios a pie y perros de búsqueda para encontrar al pequeño en un territorio considerado protegido y en el que se puede urbanizar poco.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?