Ya es una presa más de Alcalá de Guadaíra

Isabel Pantoja ingresa en la cárcel

¿Y tú qué opinas?

isabel pantoja cárcel

20 de noviembre de 2014, 09:00

Por CONCHI ÁLVAREZ DE CIENFUEGOS

 

Ya está. Isabel Pantoja ya ha ingresado en la cárcel. Hace unos pocos minutos informábamos de que la tonadillera abandonaba Cantora, su casa, su escondite, para ingresar en la prisión de Alcalá de Guadaíra, a 22 kilómetros de Sevilla. Desde hace apenas unos minutos, la cantante es una interna más.

 

A las 8 menos cinco de la mañana hacía su entrada en la cárcel. Llegaba en un coche oscuro, situada en el asiento trasero del mismo y con gafas de sol. La acompañaba su hermano Agustín, ese que ha sido un grandísimo apoyo en estos días. Isabel llegaba escoltada por dos coches, uno de la Guardia Civil y otro de incógnito.

 

Después de haber recibido este jueves por mañana la notificación judicial, a la tonadillera le daban 72 horas para hacer efectivo su ingreso en la cárcel de Alcalá de Guadaíra, que ella misma habría elegido. No ha querido agotar todas las horas y sólo ha necesitado escasas 24 para dejarlo todo en orden.

 

Cabeza de turco para muchos, una delincuente para otros. Finalmente a Isabel Pantoja no le ha quedado otra que aceptar lo inevitable y acatar lo sentenciado por el juez.

 

Estos han sido unos días clave para Isabel. Desde el viernes 21,  la tonadillera pasará los siguientes meses en la prisión de Alcalá de Guadaíra, en Sevilla. Ésta habría sido elegido por ella misma, bien por motivos de cercanía a Cantora, su residencia, o porque las condiciones de este penal se acercan más a sus necesidades. También se habían barajado otros nombres como la prisión de Albolote en Granada; la de Alhaurín de la Torre, en Málaga, o la de Estremera, en Madrid; una de las más modernas del país, elegida por otros reclusos VIP como Francisco Granados.

 

¿'Pollo a la Pantoja' en la cárcel?

 

La cárcel de Guadaíra es un centro con una "ocupación real media de 149" reclusas, tal y como informa el sindicato de prisiones Acaip en su página web. Son 8.856 metros cuadrados construidos a 22 kilómetros de Sevilla, lo que supone una superficie total por recluso de 86 metros cuadrados. Estos números indican que la prisión supuestamente escogida por Pantoja es pequeña y poco masificada, una prisión 'amable'. 

 

Hace unos días, Luis Rollán, amigo íntimo de Isabel Pantoja, le aconsejó que, en cuanto entrara en prisión, se animara a hacer todas las actividades que el centro penitenciario le propusiese y que así llene sus días y se mantenga ocupada. Lo mejor para la mente. Rollán ha reconocido que ella, como buena cocinera (famoso es su 'pollo a la Pantoja'), podría encontrar entre los fogones un hueco estupendo.

 

Para su entrada en la prisión de Alcalá de Guadaíra ha podido llevar todo el equipaje que ha deseado. En esta cárcel no existe el límite de peso, por lo que ha tenido la posibilidad de llevar toda ropa que ha querido. Durante su estancia, Isabel no irá vestida de uniforme, ya que se trata de un centro donde las presas van vestidas de calle y sólo tienen que regirse por algunas normas, como no llevar joyería (aunque sí bisutería), el maquillaje y los productos de cosmética los  comprará en el economato del centro y no ha podido ingresar con comida del exterior. Esta prisión tiene trabajadores operativos las 24 horas, y esta ha sido una de las cosas que más le han interesado a Isabel.

 

Una vez que ha hecho efectivo su ingreso, ha tenido que seguir los pasos que siguen a cualquier detención. Ha sido  sometida a un cacheo, se le han retenido enseres como frascos de cristal y joyas, se le ha realizado una ficha personal y el dinero que llevaba encima le ha sido traspasado a una tarjeta para que la pueda utilizar en el economato de la prisión. Después ha podido llamar a alguien de su entorno cercano, con quien ha hablado 2 minutos. Lo necesario para tranquilizar a la familia y confirmar que está bien.

 

A continuación, viene el turno de la revisión con un médico de medicina general. A él le ha tenido que contar toda la medicación –si es que toma- que necesite, y él valorará su estado de salud. Tras esta primera visita médica, llega el diagnóstico del psicólogo, quien la ha orientado y le ha aconsejado cómo puede hacer de su estancia en prisión una experiencia lo menos traumática posible. Tras todo este procedimiento, ha sido conducida a una celda de ingresos, donde ha estado con otra/s interna/s. De tal manera que sus primeros momentos en la cárcel no los ha pasado sola, sino que ha estado acompañada en todo momento.

 

Las compañeras de prisión de Isabel son reclusas de un perfil similar. Han sido detenidas por delitos de robo, tráfico de drogas… pero no hay ninguna vinculada con delitos de sangre. Muchas son, además, mujeres en segundo o tercer grado; así que algunas pasan los días fuera de la cárcel y sólo regresan a ella a la hora de dormir.

 

Isabel Pantoja ha ingresado en el módulo 1, que recientemente ha sido reformado con un nueva mano de pintura, además de haberse cambiado los colchones de las celdas, algo que escamó a algunas presas y que tacharon a Isabel de recibir un trato de favoritismo, algo que han rechazado desde el centro y se ha puntualizado que cada cierto tiempo un módulo diferente recibe un acondicionamiento similar.

 

7 años de calvario

 

Ha sido un verdadero calvario que empezó en 2007 y que ha culminado 7 años después. En este tiempo la hemos visto pasar una noche en los calabozos, prestar declaración y vivir sus momentos más bajos, mientras era recibida con gritos e insultos a la entrada de Audiencia provincial de Málaga.

 

Un viacrucis que ha sido más llevadero gracias a las dos mayores alegrías de sus últimos años: el nacimiento de sus dos nietos, Francisco y Alberto. La vida le ha traído los sinsabores más amargos mezclados con los momentos más dulces, quedando los últimos completamente empañados.

 

Sus compañeros de banquillo, como Mayte Zaldivar, ya pasan sus días en prisión. Sin ir más lejos, la exmujer de Julián Muñoz escogió la prisión de Alhaurín, cerca de su casa, para que en cuanto obtenga el tercer grado, poder disfrutar de su casa y de los suyos durante el día, y pasar las noches en el penal.

 

Una multa fraccionada

 

A pesar de que la Fiscalía no aceptó la petición de libertad que proponían los abogados de Isabel, sí que estuvieron conformes con el pago fraccionado de la multa. Los 1.147.000 euros que debe pagar lo hará en varios pagos. El primero, entregado el 23 de octubre, fue de 100.000 euros, al que seguirán cinco pagos de 200.000 cada uno.

 

Además del pago fraccionado, la Fiscalía también aceptó el embargo de dos de sus inmuebles para contribuir a la multa impuesta por el juez.

 

Sus últimos días en Cantora

 

La tonadillera ha pasado los últimos días encerrada en Cantora en compañía de sus hijos y de sus nietos, las personas más importantes para ella. Además ha estado junto a la familia Dulce, que crió a Chabelita y a Kiko, y ha sido de las pocas que han estado entrando y saliendo de la finca.

 

Con un buen número de medios haciendo guardia a las puertas de Cantora, cada movimiento ha quedado registrado. Hace pocos días saltaba la voz de alarma cuando una mujer, con exacto peinado y cubriéndose el rostro, abandonaba la casa. Muchos pensaron que se trataba de Isabel, pero tan sólo fue una estrategia para despistar y hacer mirar la prensa para otro lado.

 

La semana pasada, la quietud de Cantora la rompía un camión de mudanzas. En su interior, según apuntaban diversos medios, podría encontrarse la parafernalia de sus conciertos, esos que han sido suspendidos tras la orden del juez de entrada en prisión. Los días siguientes también fueron un verdadero trasiego de camiones que, se dijo, trasladaban los muebles pertenecientes a sus otras casas por si éstas eran puestas a la venta o, también se dijo, para la venta de los mismos.

 

En todo este tiempo, sus hijos no ha parado de gritar en las redes sociales la injusticia que se está cometiendo con su madre y lo hartos que están de que la condena de su madre haya sido "ejemplarizante". Además opinan que en España no todo el mundo es tratado con el mismo rasero y que su madre ha sido una auténtica cabeza de turco de la justicia.

 

Más Sobre...
Temas Relacionados

Lo más visto

  1. El peor momento de Antonio Orozco
  2. El nuevo dardo de José Luis Moreno dedicado a Sandra Barneda
  3. "Durante muchos años tuve miedo a hacerme las pruebas del VIH"
  4. Las cinco cosas que se llevó Alba Carrillo de casa de Feliciano López y que quizá tenga que devolver
  5. ¿Crees que lo sabes todo sobre los famosos? Demuéstralo con este test