Está en pleno proceso de separación de su exmarido

Patricia Conde: "Lo primero es mi hijo"

¿Y tú qué opinas?

Patricia Conde
Pedro Pernía

24 de marzo de 2014, 12:48

Profesionalmente, Patricia Conde vive un momento muy dulce. Tanto incluso que se ve obligada a acudir a citas de trabajo en donde zafarse de al menos una pregunta personal es casi imposible. Porque si bien se estrena en cine y televisión, su reciente separación la ha puesto en el ojo del huracán. Su ex marido, Carlos Seguí, ha declarado que su separación no fue de mutuo acuerdo y que en más de un mes, la presentadora sólo le ha dejado ver a su hijo Lucas siete horas y “en condiciones pésimas”. No obstante, aunque Patricia se quiere mantener al margen de esa batalla y la deja para los tribunales, la actriz habló de su maternidad con Lecturas: “Lo primero es mi hijo”.

Antes en este lado, ahora en el de la alfombra. ¿Te sientes rara?

No es mi primera peli. Debuté con una producción italoespañola en el 2003 y recuerdo que sí, que temblaba. Mi compañero de reparto era el colega de Gladiator.

Aquí compartes escenas con Pancho, que no es lo mismo...

Ni siquiera con él, fíjate, que yo creo que te voy a destripar la magia del cine, pero los efectos y las escenas de Cook, que se llama Cook el perro, van por un lado y nosotros por otro. Todo se junta luego en montaje.

Nada es lo que parece...

¿Verdad? Quién me lo iba a decir a mí.

Y en una comedia romántica. Cine familiar...

Me encantan las comedias románticas. Tenía ganas de hacer algo así, sin rombos, para toda la familia. Estaba ya un poco cansada de las gamberradas...

Pero en la tele vuelves a eso, a ser la chica graciosa

Iba a volver antes, fíjate. Empecé con el proyecto en las navidades pasadas. Empezamos a trabajar en algo que era muy parecido a Ciento y la madre, para la Sexta también pero se cayó y justo entonces me llamaron de La Competencia para hacer un programa muy parecido, éste, pero en Cuatro.

Y para la competencia también... Vuelves a Mediaset.

Yo siempre, pero en ciento y la madre también, he tenido guión. Me han ofrecido cosas, proyectos, trabajos, que he gustaban y que podía defender, pero siempre con un guión. Lo que pasa es que interpreto muy bien. En la tele todo es ficción.

¿Eres actriz antes que nada?

Me da igual si es teatro, cine o televisión. Lo importante es que sea bueno. Que me llegue mi texto y sepa que puedo hacerlo y que puedo tener feelling con mi personaje, que me muera por hacerlo, si no, no lo hago.

¿También como presentadora?

Claro. Yo nunca he dicho nada que pensara, creyera o sintiera en un plató. Alguna cosita de vez en cuando, pero es todo guión. Los programas que he hecho además se basan en eso, en guión, en que están muy medidos, sin guión no existirían.

Ay si en la vida tuviéramos un guión...

Jo, sí. Y saber lo que va a pasar...

¿Trabajar con un perro es mejor que convivir con algunas personas no?

Dan muchos menos problemas que los seres humanos, sí. Son más tranquilos. Más pacíficos.  En el caso de Pancho es que además él es actro. Sabe que va a trabajar. Es muy disciplinado.

¿Y como madre como eres tú? ¿De que no toquen a tus cachorros?

Soy muy madraza, sí. La prioridad es él. El es lo primero. Cuando eres madre te cambian muchas cosas. No te imaginas cuántas. Por eso estoy haciendo Ciento y la madre, porque es un programa semanal. Si un día el programa va tan bien que lo convierten en diario, lo tendré muy claro: Hasta luego, Lucas.

¿Cómo has recuperado la figura tan rápido? ¿Con sinsabores?

No. Comiendo pipas. (risas) y que voy a protagonizar una campaña muy guay de una prenda reductora muy guay.

Ahora lo entiendo todo...